Un día, de la noche a la mañana, te puedes encontrar con que has perdido un montón de tráfico de la noche a la mañana. Enseguida saltan las alarmas y piensas que el todopoderoso Google ha vuelto a hacer de las suyas y han sido esos preciosos enlaces que fuiste colocando los que te han hecho pagar el pato. Pero cuidado, no necesariamente tiene que ser esa la razón que te haya hecho perder tráfico web.

¿Es malo o bueno perder tráfico?

Hay muchos motivos por los que puedes estar perdiendo tráfico, y aunque no te creas lo que te vamos a decir, créenos que no siempre es malo perder algo de tráfico.

Una pérdida de tráfico puede ser el signo de una catarsis: estabas recibiendo muchas visitas hacia una serie de páginas de tu blog que atraían a un tipo de público que no tiene interés real en tu producto/servicio y llegaba buscando otra información. Has decidido hacer limpieza para intentar optimizar tus conversiones y te da un poco igual perder tráfico por el camino.

Pero claro, este tipo de situación es más bien excepcional e intencional, cuando sabemos que se han hecho mal las cosas en el pasado. Borramos páginas, optimizamos otras y tratamos de poner un poco de orden. Por ejemplo, cuando llevabas una estrategia de contenidos equivocada, que atraía muchas visitas, pero no de tus clientes potenciales.

Por qué estás perdiendo tráfico web

La mayoría de la gente tiene un montón de miedo de perder tráfico. Y en realidad es algo perfectamente lógico, porque pensamos que cuanto más tráfico, más ventas e ingresos vamos a obtener. Aunque la relación no es absolutamente directa, sí que es cierto que una página web bien optimizada y orientada en los intereses de nuestros potenciales clientes puede proporcionarnos cada vez más ingresos según el número de visitantes que llegan.

En este post vamos a ver algunas de las razones por las que puede que estés perdiendo visitantes en tu página web, blog, tienda online o cualquiera que sea tu sitio.

1. Una penalización de Google

Esta es la que más miedo nos da, porque significa que, o bien alguien nos está haciendo SEO negativo, o bien nos lo hemos hecho nosotros por ser demasiado ambiciosos en nuestra estrategia de link-building.

Las penalizaciones de Google no siempre tienen que ver con los enlaces, puede ser que hayamos estado cometiendo otro tipo de inconveniencias, como crear mucho contenido duplicado para que la página crezca más rápido.

En cualquiera de los casos, si has tenido una penalización de Google ten muy claro que las estadísticas de Google Analytics cantarán. Se trata de una bajada de las visitas drástica que se sostiene en el tiempo. Y tiene que ver con el posicionamiento de tus páginas, que puede que haya pasado de estar en la primera página a la segunda.

2. La competencia te está ganando

Más de una vez te habrá pasado que compraste un dominio web con las palabras clave exactas que creías que te ayudarían a posicionarte en primer lugar. Bien, alguien se dio cuenta de que estabas teniendo demasiado éxito y decidió intentar subírsete a las barbas. Si tu compraste el dominio .com, él decidió crear un blog con el mismo nombre que el tuyo, pero con el .es

¿Qué es lo que está pasando ahora? Que ese blog .es, tu alter ego, está creando más y mejor contenido que tú, los usuarios empiezan a confundir cuál es cuál y en muchas de las páginas donde estabas bien posicionado, ahora resulta que ya no lo estás tanto. Cuando una fórmula funciona, lo normal es que te crezcan los enanos.

¿Qué te recomendamos hacer cuando pasa esto? Cuando compres tu dominio .com, también es bueno comprar dominio .es Y si puede ser, también el .net Es verdad que no vas a comprar todas las extensiones de dominio para evitar que otras personas traten de desbancarte, pero si enfocas todos tus esfuerzos en una sola página, lo normal es que otros intenten conseguir su propia cuota de mercado.

La mejor estrategia es intentar ocupar los 10 puestos de la primera página de Google; posiciona no sólo tu blog principal, sino también artículos en otros blogs que hablen de tu blog, tus redes sociales, cuenta de Youtube, etc.

3. Estás creando poco o menos contenido

Durante un tiempo tus artículos funcionaron, pero ahora estás creando menos contenido. Los usuarios empiezan a hartarse de que no publiques nada y, en consecuencia, dejan de venir a tu blog. Se están olvidando de ti. Y no haces nada para recordarles que existes, por ejemplo compartir contenidos a través del correo electrónico.

No sólo es importante tener muchos usuarios nuevos, de lo que se trata es de conseguir que cada vez más usuarios se conviertan en usuarios recurrentes, que te añadan a favoritos, que te sigan en las redes sociales, que se suscriban a tu lista de correo electrónico, que comenten, que te envíen e-mails. Que haya engagement con tu página. La forma en la que vas a conseguir esto no es sólo publicando a menudo, sino dando a los usuarios lo que quieren para que quieran seguir contigo.

4. Tu hosting te la está jugando

Otro de los motivos por los que puede que estés perdiendo tráfico es el hosting. Puede que no tengas suficiente velocidad y los usuarios se hartan de esperar. O puede que tu página siempre esté colapsada porque no has contratado un plan de alojamiento web adecuado para abarcar todo ese tráfico de gente que llega a tu página. O, simplemente, puede que tu proveedor te esté dando un pésimo servicio y deberías empezar a pensar en trabajar con un hosting profesional y eficaz.

¿Estás perdiendo tráfico en tu sitio web? Te invitamos a que nos cuentes los motivos por los que crees que está ocurriendo, y si has conseguido cambiar la tendencia, cuéntanos lo que hiciste para lograrlo.