Uno de los puntos que a veces se olvida cuando se quiere crear una tienda online seria es la seguridad y la privacidad. Se trata de vender productos a clientes que confían en nosotros, que nos van a aportar sus datos y que nos exigen un mínimo de calidad, una buena experiencia de navegación por nuestra tienda y una todavía más excelente experiencia de compra. De ahí que la elección de un hosting adecuada no sea un asunto baladí.

Existen diferentes soluciones de hosting: compartidos, dedicados, servidores virtuales y cloud hosting. Si bien el más conocido es el servidor compartido, donde se alojan cierto número de clientes, que comparten unos mismos recursos, éste no siempre es el más adecuado para determinados proyectos, como una tienda online que posea una serie de requerimientos. Veamos qué desventajas posee usar un hosting compartido para nuestra tienda en línea.

Desventajas de utilizar un hosting compartido para una tienda online

Servidor web Linux

El objeto de este artículo no es decir que no se puede crear una tienda online con un hosting compartido. Sí se puede. Hay tiendas online de poca envergadura que se pueden alojar perfectamente en un hosting compartido y no presentan problemas de ningún tipo. Basta con que tengas suficiente RAM, espacio en disco y transferencia de archivos para que tu tienda online en Prestashop pueda funcionar correctamente.

No obstante, si deseas invertir más en un hosting de calidad, hay que fijarse en que el compartido no siempre es la mejor solución para una tienda que tenga aspiraciones de crecer. No hay que temerle al precio de los servidores dedicados, ya que un hosting compartido probablemente se vería desbordado por la cantidad de solicitudes y exigencias de una tienda online. Por eso, es mejor centrar tus esfuerzos en conseguir servidores dedicados baratos antes que en un hosting compartido caro.

Las desventajas del hosting compartido para las tiendas en línea son:

  • Compartes RAM y disco duro con otros usuarios. El rendimiento de tu tienda en línea dependerá de las otras páginas alojadas en el servidor. Si una web tiene demasiadas solicitudes, puede llegar a perjudicar al buen rendimiento de otras páginas del mismo servidor. No están aisladas las unas de las otras.
  • Guardas información en un espacio compartido. No es recomendable que tu base de datos de clientes, proveedores y productos esté en un servidor que en última instancia no depende de ti. Para mayor seguridad, siempre es más aconsejable que la base de datos esté controlada por ti, aunque sea en servidores alquilados.
  • No tienes tanta escalabilidad. Al principio tendrás pocas visitas y esto no importa mucho. Pero cambiar de hosting implica una tarea de transición que puede resultar muy costosa en términos de tiempo y costes de oportunidad. Por tanto, lo mejor es hacer bien las cosas desde el principio, ser previsores y utilizar un servidor que nos dé suficiente escalabilidad para un período de tiempo considerable.
  • Uso de software en la nube. Hay programas para empresas que deben instalarse en un servidor. Basta con bajarse los archivos e instalarlos en nuestro hosting. Esto no siempre es posible hacerlo si el programa tiene unos requerimientos muy específicos. Lo más aconsejable es que instales dicho software en tu propio servidor dedicado.

Qué ventajas te da un servidor dedicado

Procesador

Veamos ahora qué ventajas de ofrece un servidor dedicado si piensas montar una tienda online. Conviene destacar varios puntos. En los servidores dedicados:

  • Se pueden instalar las aplicaciones que quieras: mientras sean compatibles con el sistema operativo que esté utilizando (Linux, Windows). No existen restricciones del servidor ya que has alquilado literalmente una infraestructura cuyo mantenimiento depende de ti (a menos que se trate de un servidor administrado). En los servidores compartidos, existen aplicaciones que no se pueden instalar porque requerirían muchos recursos y perjudicarían a otros usuarios.
  • Todos los recursos para tu negocio: no tendrás que compartir el disco duro, ni la RAM, ni la CPU de tu servidor. Esto implica de entrada que mejorará el rendimiento de tu web y no tendrás tantos problemas como antes si había muchas conexiones a la vez. Lo podrás comprobar haciendo un test de estrés a tu servidor.
  • Copias de seguridad: suele ser más fácil y genuino hacer copias de seguridad de un servidor dedicado que en uno compartido, donde no siempre te dan esta opción. Podrás hacer copias de respaldo automáticas, sin temor de que el disco duro se llene con mucha rapidez. Con todo, siempre es recomendable que las copias de seguridad estén en otra parte.
  • Más seguridad para tu negocio: estarás guardando la información en un servidor al que sólo tú tienes acceso. El rendimiento de la web y la base de datos no se verá afectado por la actividad de terceros.

Nos gustaría que nos comentaras si estás utilizando un servidor dedicado para tu tienda online y cuáles son tus preferencias.

¿Te está dando buenos resultados en cuanto a rendimiento? ¿Qué ventajas tiene para ti frente a los hosting compartidos?