Gestionar un servidor dedicado puede ser más difícil que un hosting compartido corriente. En muchas situaciones, las empresas suelen delegar esta función en el departamento informático de la empresa o servicios externos de mantenimiento de servidores, generalmente el propio proveedor. De esa manera se pueden controlar aspectos que tienen que ver con el rendimiento, monitorización y seguridad del servidor que requieren de una atención más constante.

Sea cual sea vuestro caso, invertir en servidores es una decisión lo suficiente importante como para dedicarle un tiempo a vigilar la seguridad, conectividad, funcionalidad y disponibilidad del servidor. Aún con eso, sabemos que no siempre está muy claro por qué es mejor tener nuestros servidores dedicados España antes que escoger alguna de las opciones de hosting compartido, ya que la diferencia de precio puede ser alta.

De entrada, la diferencia fundamental está en que estamos contratando mucha más independencia y unos recursos mucho más altos que con el hosting compartido. Pero vamos a profundizar más en el tema para que lo tengáis más claro.

En este post veremos algunas dudas frecuentes sobre los servidores dedicados.

¿Qué pasa si el servidor se estropea?

Persona robótica

Cuando se utiliza el hosting compartido, es lógico pensar que el hosting se ocupára de reparar el servidor ante cualquier incidencia. No obstante, cuando se alquila un servidor dedicado completo para nuestra empresa y además te ocupas tú de la administración, a veces surge la pregunta. Si hay un problema de hardware que no se puede solucionar desde la sede de tu empresa, ¿quién se hace cargo de él? ¿ha de pagarlo el usuario, o el servidor?

En lo que respecta a nosotros, hemos de decirte que nuestra empresa te proporciona siempre los recursos que has contratado y se revisa de manera habitual el buen funcionamiento de los servidores. Siempre avisamos a nuestros clientes ante cualquier parada debido a actividades de mantenimiento y procuramos hacerlas lo menos posible, y en horarios de poca afluencia de tráfico. Todo esto sin ningún coste extra para el que está alquilando el servidor.

¿Por qué te conviene más un servidor dedicado que uno compartido?

Generalmente, una de las principales ventajas de los hosting dedicados es la conectividad. Dispones de 1000 GB de tráfico al mes, y también tienes una gran escalabilidad que te permite aumentar el tráfico mensual si lo necesitas. Este tema posee una alta importancia en el caso de las tiendas en línea o webs donde se venden servicios, ya que muchas veces el número de conversiones baja debido a que el hosting está colapsándose debido al alto tráfico.

Muchas conexiones al mismo tiempo consumen mucho y un servidor compartido no siempre puede soportarlo. Estás compartiendo la RAM y la CPU con los clientes alojados en ese mismo servidor. Por lo tanto, resulta bastante lógico que los servidores dedicados son más apropiados para este tipo de proyectos donde hay un alto tráfico.

¿Mi web tendrá siempre buena disponibilidad?

servidor web

Otra duda que suelen tener los usuarios a la hora de contratar servidores es qué sucede cuando hay una caída del servidor, porque éste se ha reiniciado. ¿La web dejaría de verse? ¿Está el servidor en las instalaciones más adecuadas para prevenir que esto pase y evitar que durante algunas horas nuestra web no se vea?

Frente a este aspecto, debemos decir que los armarios rack en los que se encuentran nuestros servidores dedicados disponen de tomas de alimentación duplicadas. Ofrecemos redundancia suficiente para que tampoco la conectividad a Interent de dichos servidores se vea afectada; disponemos de conexiones multioperador para que ante cualquier incidencia por falta de conectividad, el servidor permanezca siempre conectado y tu web continúe viéndose.

Además, se emplean routers BGP4, que aportan total disponibilidad, incluso cuando se produce una caída en el interior del circuito de fibra óptica.

¿Puede tu empresa monitorizar y administrar el servidor?

Claro que sí. Existen muchas herramientas de monitorización de servidores que te ayudarán a verificar el estado en el que se encuentra, verificando también los momentos cuando existe un pico de tráfico, o crear un test de estrés para comprobar el funcionamiento del servidor en situaciones determinadas.

Los servidores Linux pueden administrarse desde la consola, empleando los comandos Linux, o a través de herramientas para ello como Munin, que es muy sencillo y se puede configurar para un solo nodo. Otras herramientas de Linux conocidas son Nagios y Zabbix, que te permitirán programar alertas para que ante cualquier problema, se desarrollen acciones orientadas a solucionarlo.

¿Cuál es la diferencia de calidad/precio?

Los servidores dedicados tienen un precio mayor que los compartidos, pero para los casos que te hemos dicho, un hosting compartido sería insuficiente. Se puede afirmar que para determinadas páginas web es esencial que dispongas de un servidor dedicado, ya que si no, no tendrías la tecnología adecuada para ofrecer un buen servicio a tus clientes. La web tardaría demasiado tiempo en visualizarse y perderías clientes.

Si vas a lanzar un proyecto ambicioso desde el principio, en el que esperas mucha cantidad de tráfico, y quieres disponer de total independencia para gestionar el servidor desde tu empresa, utilices un servidor dedicado. Los hosting compartidos están enfocados más a proyectos de menos envergadura.

¿Qué tipo de hosting estás utilizando ahora para tus sitios web o aplicaciones online?