Cuando comienzas a vreender espacio en tu hosting, puede ser por varias razones. Una posible razón es que desees entrar en el negocio de la venta de hosting y, al menos en un principio, no estás completamente seguro, ni dispones de bastante inversión para contar con tu propia infraestructura en un data center. Prefieres comenzar con menos inversión y utilizando como intermediario un proveedor de hosting, que se ocupe de gestionar el hosting, mientras tú solo vendes.

Otra razón puede ser que poseas un negocio muy relacionado con el hosting, en el que disponer de servidores para alquilar es casi indispensable. Estás ya aburrido de los programas de afiliados y deseas vender tú mismo desde tu página, con una marca blanca. De esta forma ganas más dinero que con los afiliados por cliente. Además, el cliente ignora con qué proveedor trabajas y puedes limitarte a realizar actividades de marketing y ventas.

Estas son dos excelentes explicaciones de por qué razón puedes trabajar de revendedor hosting. Ahora vamos a darte algunos consejos para vender más como revendedor.

Revender hosting: claves para vender

Departamento de ventas

Frente a los programas de afiliados, donde el alquiler del hosting se realiza en la página del proveedor (tú solo eres un intermediario), el reseller puede vender directamente desde su página. Sólo que los servidores y toda la infraestructura corre a cargo del proveedor. Para que esto realmente tenga fuerza, te aconsejamos que hagas lo siguiente:

  • Crear tu propia marca. Necesitas tener un nombre para distinguirte en Internet. Ese nombre debe ser distinto, por supuesto, al de tu proveedor. Trabajarás tu marca para que tenga una buena reputación online, mediante una buena atención al cliente.
  • Desarrollar un sitio web. Lo mejor es que los clientes puedan comprar planes de hosting desde tu propio sitio web. Para eso, necesitas crear una página web orientada a la compra directa del producto, de modo que no haya que realizar tareas manualmente.
  • Crea una estrategia de negocio. Elabora planes de hosting diferentes para vender a tus clientes y establece los precios que consideres necesarios para que te dé un margen de rentabilidad.
  • Realizar actividades de marketing. El marketing será el grueso de tu actividad en Internet para conseguir nuevos clientes. Concursos, descuentos, ofertas, marketing de contenidos, actividades en redes sociales… todo debe encuadrarse en una estrategia de online marketing.
  • Generar una comunidad de seguidores. Crea una lista de suscriptores que te sigan a través de tu blog y tu página web. Esto te permitirá enviar ofertas por e-mail y conseguir más ventas con los clientes que ya tienes.
  • Re-vender a tus antiguos clientes. Si eres un profesional freelance, por ejemplo un desarrollador web, y trabajas ya con otros clientes, ofréceles tu hosting cuando llegue el momento. También a otros clientes relacionados con tu negocio principal.
  • Vincular tu hosting a una actividad relacionada (cursos de creación de páginas web, por ejemplo). Se trata de una estrategia orientada a apalancar y automatizar tus ingresos. Creas un curso de creación de páginas web donde uno de los pasos sea adquirir tu hosting. Como está integrado dentro de un programa de estudio, las posibilidades de conseguir clientes son muchas.

Eligiendo un buen proveedor de hosting

Es importante que conozcas de antemano la empresa de hosting con la que vas a trabajar. Si conoces bien su funcionamiento, te resultará mucho más fácil asesorar y aconsejar a tus clientes, ya que tú te harás cargo de la atención al cliente.

El problema es cuando se empieza a revender hosting de una empresa que trabaja mal. Por ejemplo, si los servidores se caen, esto es algo que tú no podrás controlar porque estarán administrados por tu proveedor. Elegir un mal proveedor de hosting daría mala fama a tu marca. No obstante, al no tener que ocuparte de esta tarea, te libera enormemente para poder enfocarte en la generación de ventas.

La mejor manera de solucionar este problema es sin duda buscando una empresa de hosting como Hoswedaje, que ofrezca productos de calidad y con la que hayas ya trabajado durante un tiempo. Es interesante, por ejemplo, que contrates primero un hosting web para ti, veas qué tal funciona y veas tú mismo el servicio que luego vas a ofrecer a tus clientes. Lo que tú conoces te será mucho más fácil de vender.

Por otro lado, no pienses que vender online es fácil; hay que crear una estrategia enfocada al éxito, que te permita obtener nuevos clientes y te ayude a generar ingresos. No es algo que conseguirás en poco tiempo, ni que todo el mundo consigue. Tener ya una experiencia en el mundo del hosting te ayudará mucho a conseguir mejores resultados. Mientras tanto, te recomendamos que sigas leyendo este blog y participes con tus sugerencias y comentarios.

¿Estás siguiendo estos consejos para aumentar tus ventas como revendedor de hosting?