El VPS (Servidor Privado Virtual, por sus siglas en inglés) es una solución de alojamiento más segura y estable que el hosting compartido, con el que no obtienes espacio de servidor dedicado. Sin embargo, es de menor escala y más económico que alquilar un servidor completo.

El hosting VPS generalmente es elegido por los propietarios de sitios web que tienen un tráfico de nivel medio que excede los límites de los planes de hosting compartido, pero que aún no necesitan los recursos de un servidor dedicado.

Hosting Web

Las soluciones de VPS generalmente ofrecen varios planes de alojamiento. Por ejemplo, en Hoswedaje, hay ocho planes de hosting VPS que se adaptan a las diferentes necesidades y te permiten escalar tu sitio sin problemas cuando necesites más recursos.

¿Qué es un VPS?

Un VPS o Servidor Privado Virtual es un tipo de hosting que te proporciona una partición privada con recursos dedicados dentro de un servidor que tiene múltiples usuarios.

¿Cómo funciona el hosting VPS?

Un servidor es una computadora en la que tu proveedor de alojamiento web almacena los archivos y las bases de datos necesarios para tu sitio web. Cada vez que un visitante en línea quiere acceder a tu sitio web, su navegador le envía una solicitud a tu servidor y transfiere los archivos necesarios a través de Internet.

El alojamiento VPS te proporciona un servidor en la nube que simula un servidor físico, pero la máquina se comparte entre varios usuarios.

Al usar la tecnología de virtualización, tu proveedor de alojamiento web instala una capa virtual sobre el sistema operativo (OS) del servidor. Esta capa divide el servidor en particiones y le permite a cada usuario instalar su propio sistema operativo y software.

Por lo tanto, un servidor privado virtual (VPS) es tanto virtual como privado porque tienes control absoluto. Está separado de otros usuarios del servidor a nivel del sistema operativo. De hecho, la tecnología VPS es similar a la creación de particiones en tu computadora cuando quieres ejecutar varios sistemas operativos (por ejemplo, Windows y Linux) sin tener que reiniciar.

Un VPS te permite configurar tu sitio web dentro de un contenedor seguro con recursos garantizados (memoria, espacio en disco, núcleos de CPU, etc.) que no tienes que compartir con otros usuarios. Con el hosting VPS, tienes el mismo acceso de nivel raíz que si alquilaras un servidor dedicado, pero a un costo mucho más bajo.

Comparación de VPS con otros tipos de alojamiento web

Puedes conseguir diferentes niveles de personalización para tu servidor con los distintos tipos de alojamiento disponibles. Debes tener en cuenta los precios de los planes de hosting, el rendimiento (incluyendo el tiempo de carga de la página) y la disponibilidad del servicio (por ejemplo, tiempo de actividad). A continuación, puedes leer acerca de cómo el alojamiento VPS se compara con otras soluciones de hosting.

Hosting Compartido

El hosting compartido es la solución para los propietarios de sitios web con menos tráfico. Es el punto de partida de la mayoría de las pequeñas empresas y bloggers. Incluso con el mejor plan de hosting compartido, se divide el mismo servidor físico entre varios clientes de la empresa de hosting. No obtienes recursos dedicados para ti, ya que tu sitio se ejecuta en el mismo sistema operativo que el de los demás.

Por lo tanto, la memoria y el poder de computación que tu sitio puede usar se ven afectados por las necesidades de los otros usuarios del servicio. Por ejemplo, si hay un pico de tráfico repentino en un sitio web alojado en el mismo servidor, puede aumentar el tiempo de carga de tu página.

Tampoco puedes elegir tu sistema operativo ni otro software de servidor, ya que todos los usuarios usan la misma configuración. En definitiva, es tu proveedor de hosting el que se encarga de cada aspecto de tu entorno de hosting compartido.

Puedes pensar en hosting compartido como un alquiler en el que compartes el mismo apartamento con varios compañeros. El hosting VPS sigue siendo una solución compartida, sin embargo, cada quien tiene su propio cuarto donde pueden personalizar el espacio de acuerdo a sus necesidades. Por ejemplo, pueden elegir la pintura, los muebles, la decoración, etc.

Hosting Web

Si estás pensando en migrar tu sitio web, en Hoswedaje te ayudamos en todo el proceso.

Cloud Hosting

Con el servidor cloud o hosting en la nube no usas un solo servidor, sino un clúster que se ejecuta en la nube. Cada servidor en el clúster almacena una copia actualizada de tu sitio web. Cuando uno de los servidores está demasiado ocupado, el clúster redirige automáticamente el tráfico a uno que no lo esté tanto.

Como resultado, el hosting en la nube no tiene tiempo de inactividad (downtime), ya que siempre hay un servidor en el clúster que puede atender las solicitudes de los visitantes de tu sitio web.

Hosting WordPress

El hosting WordPress es un servicio específicamente ofrecido para los propietarios de sitios de WordPress. Viene con varias características relacionadas con WordPress que solo puedes usar si tienes un sitio de WordPress, como instalación con un solo clic, plugins preinstalados o una interfaz de línea de comandos de WP.

Los servidores están configurados para las necesidades de WordPress. Por lo tanto, los proveedores de hosting ofrecen hosting para WordPress como parte de su servicio de hosting compartido.

Aunque también es posible configurar un sitio de WordPress en un VPS, no puedes obtener acceso a los servidores personalizados que se han configurado con WordPress en mente. Sin embargo, si aún eliges VPS para tu sitio de WordPress, puedes configurar tu entorno de alojamiento según las necesidades de tu negocio.

Hosting dedicado

Con hosting dedicado, alquilas un servidor físico completo para tu negocio. Si tienes un sitio web de alto tráfico, el hosting dedicado puede ser la mejor solución para ti, ya que los servidores dedicados son rápidos, flexibles y totalmente personalizables. Sin embargo, el servicio también viene con un precio, por eso no es la mejor solución para todos, especialmente si tienes una página web pequeña o mediana.

Si bien el hosting VPS te permite elegir y configurar tu sistema operativo y aplicaciones del servidor, el hosting dedicado va un paso más allá. No solo te permite configurar el software sino también el hardware, ya que todo el servidor es tuyo y nadie tiene voz en cuanto a la configuración. También puedes ejecutar un servidor dedicado en el sitio (por ejemplo, en tu oficina), sin embargo, no obtendrás el apoyo de un equipo de hosting profesional en ese caso.

Pros y contras de un Servidor Virtual Privado

Este tipo de alojamiento web puede ser una solución ideal para ti si es el servicio que realmente necesitas. A continuación, puedes leer las ventajas y desventajas de tener un VPS.

Pros

  • Es más rápido y más confiable que un servidor de hosting compartido.
  • Dado que los recursos del servidor, como la memoria o la potencia de procesamiento, están garantizados, existe una fluctuación de cero a mínima en los recursos disponibles.
  • Los problemas y aumentos de tráfico de otros usuarios del servidor no afectan a tu sitio.
  • Obtienes acceso de superusuario (root) a tu servidor.
  • Obtienes mayor privacidad, ya que tus archivos y bases de datos están bloqueados para otros usuarios del servidor.
  • Es un servicio fácil de escalar. A medida que tu sitio web crece, puedes mejorar fácilmente los recursos de tu servidor (RAM, CPU, espacio en disco, ancho de banda, etc.).

Contras

  • Es más caro que el hosting compartido.
  • Se requiere más conocimiento técnico para configurar tu servidor VPS, aunque hay muchos tutoriales disponibles en línea.
  • La administración del servidor es más exigente a nivel técnico que los planes compartidos o en la nube.
  • Los servidores mal configurados pueden generar vulnerabilidades de seguridad.

¿Cuándo usar un VPS y cómo decidir si es hora de una mejora?

El hosting VPS generalmente se ve como el paso siguiente después de que tu sitio web crezca fuera de los límites de recursos del hosting compartido. Si el plan de hosting web compartido más avanzado ya no es suficiente para ejecutar tu sitio web sin problemas, vale la pena pasarse a un plan de VPS. En tales casos, el hosting VPS puede proporcionarte lo mejor de dos mundos: hosting compartido y dedicado.

Sin embargo, hay otros casos de uso en los que puede ser una buena idea comenzar con un plan de VPS desde el principio. Por ejemplo, los sitios web de comercio electrónico donde se necesita garantizar pagos seguros con un entorno rápido y estable pueden beneficiarse mucho de un VPS.

De hecho, si almacenas cualquier tipo de información confidencial o tienes que procesar pagos en línea, un VPS puede ayudarte a reducir el riesgo de violaciones de seguridad y robo de identidad.

Si esperas recibir picos de tráfico en determinados momentos en tu sitio, por ejemplo, en el caso de un sitio web de planificación de eventos o de venta de boletos, un plan de VPS puede ser un regalo del cielo. Los servidores de juegos como CS

Accede a más contenido

IA  Si estas interesado en ¿Es Vsphere una plataforma en la nube? pincha aquí.

Si estas interesado en saber más sobre Implementación de Cómo Implementar una Estrategia de Hosting Multiplataforma para Mejorar la Velocidad del Sitio pincha aquí.

Síguenos en LinkedIn ✅ Linkedin Hoswedaje

Y Suscríbete a YouTube para estar al día de nuestros video-tutoriales 📹Youtube Hoswedaje