Escoger un dominio web excelente es un tema que preocupa a muchas personas que quieren lanzar su sitio web. Lo que se recomienda antes de nada es hacer una tormenta de ideas y pensar fríamente qué dirección vas a ponerle a tu web, ya que esta decisión tendrá una importancia clave en el desarrollo de tu página, si bien no es el único factor importante.

En este artículo queremos intentar ayudarte a comprender mejor cómo funciona el mundo de los dominios web, en qué consisten, cómo elegir uno y todos los aspectos clave que pensamos que tendrías que conocer sobre los dominios web. Suelen hacerse algunas preguntas típicas que vamos a tratar de resolver.

soluciones dominios

1. ¿Qué es el nombre de dominio?

Consiste en una dirección IP convertida a un lenguaje fácil de recordar y entender por parte del usuario. Es decir, para que no tengas que teclear el número de la IP donde está la web alojada, bastará con que teclees el nombre de dominio, que es mucho más fácil de aprenderse de memoria.

2. ¿Qué es una dirección IP?

Las direcciones IP consisten en el código numérico que identifican a los ordenadores en la red. Los servidores web donde se alojan las páginas tienen unas IP asignadas. Si dispones de varias páginas web, algunos servidores te darán la oportunidad de que configures distintas direcciones IP para cada uno.

3. ¿Qué es un servidor DNS?

Con los servidores DNS nos referimos a un sistema de nombres de dominio, es decir, Domain Name System. Los servidores DNS se encargarían de traducir los nombres de dominio a una dirección IP. Los ordenadores no entienden los dominios, necesitan conocer la IP. Para que se produzca la comunicación es necesaria la configuración de los DNS. Si esto falta, puede que tu web no se vea en el navegador al escribir el dominio, pero sí al escribir la IP.

4. ¿Cómo se registra un dominio?

Es muy sencillo. Sólo hace falta acudir a los registradores de dominios. Puede tratarse del mismo en el que tienes tu hosting u otro diferente. Los precios son económicos y suelen rondar los 8 o 10 euros al año.

5. ¿Necesito tener un hosting?

Si quieres tener una página web, te hace falta un servidor en el que alojar tus ficheros y al menos un nombre de dominio. No te sirve de nada tener un nombre comprado, sin tener un hosting donde subas los archivos. Los hosting pueden tener precios muy variables, según sus características, entre 20-30 euros al mes hasta otros más potentes.

6. ¿Cómo consigo dominios baratos?

Existen dominios caros, baratos y gratuitos. Los más usados son el .com, el .es y el .net. Hay otros que son bastante más caros por sus características, como el .cat o el .tv, ya que van orientados a un tipo de web muy específico. Si estás buscando dominios baratos, los más económicos de todos son los que tienen doble terminación .com.es o .org.es. Pueden rondar los 3 euros anuales.

También hay que pensar en los requisitos. Por ejemplo, no todo el mundo puede comprar un dominio .edu. Ha de ser una institución educativa y poder probarlo.

7. ¿Qué tipos hay?

Hay dominios de primer, segundo y tercer nivel. Los primeros son los que tienen la terminación .es, .com, .net, etc. El segundo nivel hace referencia al nombre de dominio propiamente dicho. Por ejemplo: hoswedaje.com, donde hoswedaje sería el segundo nivel y el .com el primero. Los de tercer nivel son los subdominios.

8. ¿Cuántos caracteres se deben usar?

Lo mejor es no pasarse en el número de caracteres. El máximo que se puede utilizar en el .com, el .net y el .org es de 22 caracteres. En otros dominios sin embargo se puede llegar hasta los 63 caracteres. El mínimo que se puede utilizar es de dos. No se podrían registrar, por tanto, dominios con una sola letra. En los que son “.es”, el mínimo que puedes utilizar sería de tres letras.

9. ¿Se pueden registrar dominios con la letra «ñ»?

Originalmente, solamente se podían utilizar caracteres del alfabeto inglés, lo que excluía a la “eñe” española de toda la vida. Sin embargo, ahora sí es posible contratar un dominio con “eñe” para los .es También puede utilizarse la “ç”, aunque no es tan habitual. Hay otro tipo de letras como las diéresis que también se pueden utilizar. Además es posible utilizar algunos caracteres escandinavos, alemanes, eslavos, etc.

10. ¿Qué tener en cuenta para escoger el mío?

Es necesario considerar diferentes variables si queremos escoger un nombre eficaz: ha de ser atractivo, sencillo de recordar, que no parezca confuso. Lo recomendable es que se limite a unas 2 o 3 palabras como máximo. Hay que darse cuenta de que los usuarios tendrán que teclear la dirección web en el navegador. Si es confusa, es fácil que se equivoquen y se aburran. Otro punto importante en el que nos debemos fijar es que se trata de un factor SEO.

Incluye también algunas palabras clave que sean específicas, te será mucho más sencillo posicionarte para éstas que si solamente usas un nombre muy genérico. No obstante, hay que pensar también que no es el único factor importante para el SEO. Los contenidos son lo que más importa.

11. ¿Cómo sé si el que yo quiero no está disponible?

Hay varias formas de averiguar si un dominio está o no disponible. Utiliza por ejemplo páginas del estilo de whois.net en las que basta que teclees el nombre que estás buscando para ver si lo ha alquilado alguien o no. Sé inteligente, y si no está el que quieres, cambia la terminación para ver si está libre. O introduce alguna palabra clave extra, como un artículo. Al final debe quedar un nombre coherente.

Confío en que este post te haya servido a solucionar algunas dudas que tuvieras con respecto a los dominios. ¿Te ha resultado interesante? Entonces compártelo. Seguro que a tus amigos también les interesa.