En muchas ocasiones se han producido casos en los que se produce algún litigio legal debido a la compra de un nombre de dominio. En la inmensa mayoría de los casos no suele haber problemas y las empresas pequeñas no tienen este problema, sólo cuando un usuario tiene una clara intención de aprovechar el nombre de una marca conocida para obtener rentabilidad.

Por eso es importante que, al igual que si vamos a crear una marca debemos comprobar previamente en el Registro de Marcas si está o no registrada, cuando compramos un dominio con intención de llegar a convertirlo en marca, pensemos en que ésta no esté ya registrada, ya que en el futuro nos pueden acusar de estar apropiándonos de su reputación para conseguir beneficio.

Veamos en todo caso algunos cuestiones relativas a los nombres de dominio y la propiedad intelectual.

Qué nombres de dominio puedes escoger

dominio

Elegir un nombre de dominio tiene una gran importancia en el entorno comercial. El nombre de dominio es lo que permite a los usuarios identificar la web de nuestro negocio.

Los dominios de las empresas pueden ser dominios TLD, también llamados de nivel superior. Entre estos, distinguimos los dominios genéricos y los especializados o limitados.

Los dominios genéricos son los que usa la mayoría de las empresas y pueden ser .com, .net, .org. Luego están los dominios especializados, que están orientados a determinados tipos de entidades: por ejemplo, los dominios .edu son solo para instituciones educativas.

Los nombres de dominio con código de país (llamados ccTLD) también son una buena opción, ya que nos ayudan a posicionarlos mejor en el país en el que nos encontramos. Es por ejemplo el caso del .es, el .fr, el .uk, o el .it.

No todos los nombres de dominio tienen los mismos precios, y de hecho, se pueden encontrar nombres de dominio gratuitos. No obstante, lo recomendable siempre es apostar por un dominio TDL o ccTLD. Si el dominio que queremos comprar tiene una alta tasación, debido a su importancia, lo mejor es decantarse por dominios .com baratos, que no se hayan registrado nunca.

¿Cómo saber si un dominio ya ha sido registrado?

La Corporación de Asignación de Nombres y Números de Internet (ICANN) es la encargada de administrar los nombres de dominio. No obstante, la mayoría de nosotros utilizaremos un registrador de dominio.

La web de la ICANN nos permite disponer de una lista de los registradores de dominios acreditados en esta web (http://www.icann.org). Nosotros te damos la oportunidad de comprobar directamente desde Hoswedaje si un dominio ya ha sido registrado o no.

No obstante, también lo puedes comprobar desde Uwhois, o simplemente, escribiendo en la barra de direcciones del navegador el nombre de dominio en cuestión.

¿Puedes escoger el nombre de dominio de una marca?

Lo recomendable es buscar un nombre que resulte distintivo, y si es posible, que incluya palabras clave. No obstante, hay que tener en cuenta que, según la legislación relativa a las marcas, algunos nombres de dominio pueden estar protegidos como marcas en determinados países.

Cuanto más común sea el nombre de un dominio, además de que va a ser más difícil de posicionar, más fácil resultará que exista una marca registrada con ese nombre. Y también que otras páginas web se registren con un nombre parecido.

Nosotros te recomendamos que no compres un nombre de dominio de una marca, ya sea comprando una extensión que dicha marca no haya comprado todavía, o incluyendo el nombre de la marca en el nombre de dominio, pero sin que sea el nombre exacto. Evita también nombres de personas famosas, de instituciones nacionales e internacionales, nombres comerciales y nombres de productos.

La mayoría de las veces esto se hace con ánimo de lucro, con intención de luego revender el dominio a esa marca, dado que ésta tiene interés en que dicho dominio no esté en manos ajenas. También se suele hacer como parte de una estrategia de ingeniería social para recabar datos de manera fraudulenta, por ejemplo en el phishing. No obstante, la marca tiene otros instrumentos legales para que se produzca el desalojo de ese dominio.

En los casos en los que se produce la compra del dominio de una marca ya registrada, estamos hablando de “ciberocupación”. En tal caso, la empresa puede emprender acciones legales contra tu empresa y que tengas que anular el nombre de dominio o transferirlo, pagando además daños y perjuicios.

Eso pasa incluso si compras un dominio de código país, ya que existe un procedimiento para solucionar controversias que permite a las marcas obligar al cese de la ciberocupación de su marca.

Si quieres comprobar si el dominio que quieres comprar es una marca registrada o no en algún país concreto, puedes entrar en este portal de la OMPI para comprobarlo.

Si crees que tu marca de servicio o comercial están siendo víctimas de una ocupación ilegítima, dispones de un procedimiento muy sencillo a través del cual dicho dominio podrá o no serte restituido. Se trata de la Política Uniforme de Solución de Controversias, recomendada por la OMPI y aprobada por la ICANN. Puedes encontrar más información aquí.

¿Crees que alguien se ha apropiado de un nombre de dominio que debería pertenecer a tu marca? ¿Qué otras dudas tienes al respecto?