A la hora de realizar y mantener nuestra propia página web es muy importante que estemos al tanto de las costumbres y los usos que nuestros potenciales usuarios hacen de Internet. Es decir, cuándo, dónde y a través de qué dispositivo se conectan. En relación a esta última cuestión (los dispositivos) los cambios han sido constantes y la manera en que los usuarios acceden a internet ha variado con el paso del tiempo. Internet hace tiempo que dejó de ser territorio exclusivo de los ordenadores.

Y es que los estudios afirman que el 80% de los usuarios encuestados acceden al ordenador a través del móvil o tabletas (independientemente de que lo hagan también mediante su ordenador). De este 80%, casi las ¾ partes señalan que usan el móvil para acceder a internet más de una vez al día.

Generalmente las aplicaciones más utilizadas por aquellos que acceden a internet a través de su teléfono móvil son el correo, el WhatsApp o las páginas de internet estándar.  Además, los usos de internet en el móvil se están expandiendo y los usuarios ya incluso suben fotos o vídeos a través de su teléfono móvil, por no hablar de que algunos incluso realizan operaciones bancarias.

Por ello, internet ha añadido nuevas características a las ya consabidas de la inmediatez y renovación constante. Ahora no sólo se puede conseguir la información al momento, sino que ahora es aún más accesible, está disponible desde cualquier lugar, desde cualquier dispositivo, lo que ha ocasionado también un cambio en los contenidos de la red 2.0.

Los internautas demandan contenidos frescos, actuales, multimedia, muy visuales y, en su mayoría, con escaso contenido en palabras. La mayoría de usuarios siguen usando el ordenador para leer la prensa, hace trabajos o para actividades que requieran del uso de internet por un período largo de tiempo. Pero los teléfonos móviles les han ganado terreno en lo que se refiere sobre todo a las redes sociales. Hoy en día el uso del teléfono para estar al día de lo que sucede en Twitter es casi indispensable.

La misión de los creadores de una página web es analizar todos estos usos y costumbres, saber hacia dónde gira la industria para poder darles a sus clientes el contenido que se demanda en cada momento. Es será, sin duda, uno de los factores clave para que nuestra web salga adelante.