Según estudios realizados a principios de este año, aún en 2012 el 70% de Pymes y autónomos de nuestro país no tienen página web propia. No hablamos de aparecer en directorios o de estar dados de alta en bolsas de empleo, sino de poseer nuestra propia página web donde mostrar nuestro rostro público al mundo.

Muchas de las Pymes o de los autónomos que todavía no tienen página web carecen de ella porque desconocen la importancia de tener, hoy en día, presencia en la red. Por eso, si aún no os habéis decidido, os ofrecemos algunas razones que seguro os harán pensarlo un poco más detenidamente.

  • Primero, tener una página web es esencial para obtener visibilidad más allá de nuestro rango de acción (local, provincial, nacional). El mundo 2.0 nos ofrece miles de millones de potenciales receptores de nuestro mensaje, con las posibilidades de expansión que esto conlleva si hacemos las cosas correctamente.
  • Por otro lado, tener una presencia en la red, nos proporciona una manera de estar en permanente contacto con los clientes y de acceder a un sector mucho más variado de ellos.  Es importante señalar que nuestra reputación en la red será importante a la hora de conseguir clientes/visitas y esa reputación se ha de fraguar desde 0, ofreciendo una página web de calidad, bien diseñada y que genere confianza en el visitante. Al fin y al cabo, la página web será nuestra tarjeta de presentación para mucha gente.
  • A diferencia de lo que sucede en otros medios de comunicación, crear una página web no es nada caro, incluso resulta más barato que publicar anuncios en un periódico. No digamos ya si nos referimos a la efectividad que logran cada uno de ellos. Una página web se ha erigido como la mejor opción en relación calidad precio si hablamos de marketing y publicidad. Los beneficios que potencialmente podemos obtener son incluso mayores que los de la publicidad en televisión, y la diferencia de las tarifas no digamos. Mismamente en Hoswedaje puedes crear tu web en 5 minutos a partir de sólo 4.99 euros al mes…

Es evidente que el triunfo de tu blog, página de empresa o tienda online depende de muchos factores como el diseño de la web, el trabajo de social media o las alianzas que vuestra web logre formar a lo largo del tiempo. Y si bien no es fácil hacerse un hueco en el océano 2.0, siempre podemos probar a darnos un chapuzón.