Más de un buscador de dominios introduce entre los dominios disponibles para comprar aquellos cuyo precio es más elevado que lo común. Si escribes alguna de esas direcciones en el navegador, verás que hay una página que indica que ese dominio se vende a tal precio y una manera de llevar a cabo el proceso de compra.

¿Cuál es la razón por la que estos dominios son tan caros? ¿No deberían todos los dominios que tengan la misma extensión valer el mismo precio? En este post vamos a tratar de resolver estas cuestiones.

Dominios web de altos precios

Dominio .com

Desde que comenzó la red de redes y los sistemas de nombres de dominio, se ha ido generando una alta especulación en torno a los nombres de dominio. Al principio, había muchos dominios libres y mucha gente se apresuraba a comprarlos, habida cuenta de la gran rentabilidad que podrían obtener en el futuro a partir de ellos. Con el tiempo cada vez han ido quedando menos dominios web libres de una palabra y ahora resulta mucho más complicado encontrarlos.

Algunos nombres, de hecho, han llegado a tener un valor muy elevado, como es el caso de insurance.com, que se vendió a la empresa Quinstreet por 35,6 millones de dólares en 2010.

Obviamente, dominios de una sola palabra clave y tan importante como esa son mucho más difíciles de encontrar libres, con lo que hablamos de un mercado secundario de compra-venta de dominios. Evidentemente, nadie paga grandes cantidades de dinero por un nombre de dominio que resulte muy común y fácil de encontrar, pero si por aquellos que son muy competidos y que todo el mundo quiere.

Los dominios webs son la enseña más clara que identificará a una página web, tanto para los motores de búsqueda como para los usuarios. A veces, si se han usado antes, puede que aún mantengan algo de PR, que tendrían que mantener de algún modo para que no descayera fácilmente. Hasta hace poco, el dominio tenía una importancia mucho más elevada. Aunque las palabras clave de un dominio todavía tienen gran importancia SEO, otros factores han ido ganando terreno.

Google ha realizado numerosos cambios de algoritmo que han hecho que se conceda más valor al contenido, con lo que aunque compremos un dominio muy importante, por sí solo no se va a posicionar si no seguimos los principios de Google para que una web se pueda posicionar bien y resulte relevante.

Por qué los dominios web suben de precio

precios caros

En el mercado secundario de dominios se realizan tasaciones de los dominios de acuerdo al valor de mercado y la importancia que le dan los inversores. Son plataformas de compra-venta de dominios, en las que quienes adquieren esos dominios con intención de revenderlos estudian diferentes factores. Por ejemplo:

  • Cuántos enlaces activos tiene ese dominio y de qué fuentes.
  • La antigüedad del dominio.
  • Las palabras clave que incluye, las búsquedas mensuales de esas keywords y su proyección en el tiempo a través de Google Trends.
  • Si el dominio ha tenido o tiene contenido, o por el contrario, nunca se ha usado.

Un dominio tiene una gran importancia en el posicionamiento, dado que los dominios que ya tienen cierto peso y trayectoria son más fáciles de posicionar si se crea una web con ellos, o se aprovecha parte del contenido antiguo que podía tener.

Obviamente, cuando se da la circunstancia de que un dominio web es muy potente, la demanda de compradores es muy alta y por tanto el precio también lo será. No obstante, a menos que tengas muy claro que te interesa alguno de esos dominios, no siempre vale la pena comprarlos.

¿Es bueno comprar dominios caros?

El precio de un dominio que nunca se ha usado o no tiene mucha relevancia suele rondar los 10 € anuales, a veces más, a veces menos, dependiendo de la extensión.

Cuando se empieza un proyecto personal, tanto si es un blog como una tienda online o web de servicios, lo mejor es comprar un dominio con un precio normal por varias razones.

  • Suele ser muy difícil encontrar un dominio que ya se haya utilizado y cuyo nombre coincida exactamente con el proyecto que tienes entre manos. Si lo que nos interesa es crear una marca, es mejor buscar algo que no haya existido.
  • A veces, los dominios que mantienen cierto PR pueden haber recibido alguna penalización, con lo que en ocasiones puede resultar arriesgado utilizarlos si no nos informamos bien.
  • Realmente, hay que ponderar el precio que pagamos por un dominio y la rentabilidad que vamos a obtener. No vale la pena pagar miles y miles de euros si no esperamos recuperar la inversión y obtener un porcentaje de beneficio que valga la pena.

Tú decides el tipo de dominio que quieres comprar y la extensión. Nosotros tenemos claro que comprar un dominio es una decisión que hay que tomar de manera realista y, a menos que llevemos mucho tiempo dedicándonos a la inversión en dominios web, ahorremos en la compra de dominio para nuestro negocio y nos centremos más en la creación de contenido de calidad, que es lo que hoy por hoy más demanda Google.

¿Estás pensando todavía el nombre de tu dominio web?