El hosting compartido es una de las fórmulas más usadas para alojar webs y dominios. Están formados generalmente por una única máquina, que actúa como servidor, en el que están alojadas las diferentes cuentas de distintos clientes de un mismo proveedor de alojamiento. En muchas circunstancias, el proveedor al que contratamos el hosting sólo lo vende, no gestionaría directamente el servidor. Éste se localizaría en un data center que habría contratado, quizás a través de otro intermediario.

En todo caso, es clave entender que el hosting compartido no representa la única forma de lojar tu web. Muchas compañías están apostando por soluciones en la nube como los VPS, o también los servidores dedicados, o los cloud server. En cualquier caso, te vendría bien conocer cuáles son las ventajas e inconvenientes de usar un hosting compartido.

No se debe decir, por sí mismo, que el hosting compartido sea ni bueno ni malo; depende de para qué lo queremos utilizar. Para determinados proyectos es evidentemente escaso; para otros, ofrece espacio y recursos de sobra. Lo importante es determinar qué características tendrá el proyecto y qué requisitos implica.

Desventajas de los hosting compartidos

Antes de mencionar los inconvenientes o puntos negativos del hosting compartido par algunos proyectos, debemos aclarar algo que quizás te resulte obvio, pero no todos tienen claro. Los hosting compartidos ofrecen independencia completa en la administración de tu alojamiento por FTP. Tú contratas un hosting compartido y tus datos son completamente privados. No vas a ver ni a modificar carpetas de otros clientes por ahí, ni nadie va a ver las tuyas.

Aclarado este punto, lo que queremos afirmar cuando decimos que el hosting se comparte es que los archivos están localizados en un mismo servidor. Por tanto, la RAM, la CPU y el disco duro se reparte entre los distintos clientes. Eso quiere decir que, en ocasiones, si se producen muchas conexiones simultáneas en las webs de dicho servidor, eso consumirá RAM y puede que algunas webs con muchas visitas tarden mucho en cargar.

Es por esta razón por la que muchas empresas prefieren utilizar otras soluciones de hosting: por ejemplo, en el caso de los VPS, estos tienen los recursos aislados, y aunque haya muchas conexiones simultáneas, tu servidor funcionará como si los otros no existieran. Aun así, a veces el problema del VPS es que ofrece poco espacio y poca RAM frente a un servidor. Si vas a requerir de muchos recursos, te recomendamos servidores dedicados España para que todo funcione bien. Muy importante que esté localizado en España si tú y la mayoría de usuarios son de España.

Este es el principal aspecto negativo del hosting compartido: cuando hay mucho tráfico, el rendimiento del servidor nunca puede ser el mismo. Por eso te recomendamos que si vas a utilizar tu alojamiento para instalar una aplicación con muchos usuarios, o un blog con crecimiento exponencial, estudies las otras opciones de hosting, que serán más adecuadas para ti.

¿Qué tienen de bueno los hosting compartidos?

Hosting

No todo es negativo en los hosting compartidos. Pero eso no quiere decir que todos valgan. Hay muchos alojamientos gratuitos donde el usuario no controla nada del hosting. No puede subir ficheros, ni instalar una aplicación, ni configurar varios dominios. Es el caso de las plataformas donde ya nos lo dan todo hecho, como en Blogger o Weebly.

Ahí nada depende de ti; los propietarios de esos programas pueden modificar la interfaz del software, no puedes añadir nuevos ficheros para tu web o blog, está todo ya configurado. Nosotros nos referimos a un hosting compartido donde puedes subir ficheros que desees para configurar tú mismo tu blog en WordPress, Joomla, Drupal u otros CMS.

Si nos decidimos por esta opción, que es la que utilizan los blogger experimentados, podemos beneficiarnos de múltiples ventajas, que te explicamos a continuación.

  • Completa autonomía. Podrás manejar tú mismo las carpetas que subes y bajas del alojamiento. Sólo te haría falta un gestor FTP (gratis), como puede ser Filezilla Client, que te servirá para subir y bajar tus archivos al hosting.
  • Precios baratos. El hosting compartido resulta muy económico. Es verdad que existen hosting gratuitos, pero no resultan nada recomendables debido a muchas razones: poco espacio, a veces no funcionan con PHP y MySQL, son muy lentos, no van bien para posicionarse, etc. El hosting compartido es la manera más barata de poder alojar la web que hayas creado con tu CMS y administrarla de forma directa. Es más barato que otras soluciones de hosting como el servidor virtual, el cloud server o el servidor dedicado.
  • Recursos escalables. Además, este tipo de hosting te proporciona recursos suficientes: generalmente, un plan de hosting muy barato te permite poseer unos 500 MB o 1 GB de espacio en disco duro, más que de sobra para instalar un sistema de gestión de contenidos. Sin embargo, recuerda que también hay otros planes que te permitirán disfrutar de más escalabilidad.

Confío en que ahora tengas más claras cuáles son las ventajas y desventajas de los hosting compartido. Elige la solución de hosting que más se adapte a tu proyecto. Si tienes dudas, puedes consultarlo con nosotros en los comentarios. Te invito a que compartas este artículo con tus amigos en las redes sociales.