Google hizo una actualización de su algoritmo el pasado 21 de abril que puede suponer algunos cambios para tu página. Aunque puede que las implicaciones del nuevo update tarden algún tiempo en desplegarse del todo, si tu página no está adaptada a dispositivos móviles es probable que se vea afectado su posicionamiento.

La actualización del algoritmo de búsqueda de Google no supone que las páginas no adaptadas al móvil desaparecerán completamente de Google, como se ha dicho en algunos sitios, ni tampoco que vayan a ser penalizadas. No obstante, la adaptabilidad móvil es un factor SEO para el cual, si no estás preparado, puedes salir perjudicado.

Si estás creando una web desde la nada, ya no te puedes permitir el lujo de escoger una plantilla antigua gratuita que no esté diseñada para visualizarse bien en las pantallas móviles. Te recomendamos que tengas en cuenta estos puntos si estás llevando a cabo un proceso de adaptación al móvil.

Diseño web adaptado al móvil

diseño web móvil

El aspecto principal que ha de tener una web para visualizarse bien en móviles es tener un diseño responsive. Se trata de un tipo de diseño que permitirá que tu web se vea bien en todo tipo de pantallas.

Muchos diseños web premium, tanto para CMS estilo Joomla, WordPress o Prestashop como plantillas en HTML 5, son ya responsive, pero ten cuidado, que en algunas páginas donde se pueden descargar libremente estos diseños también verás algunas que no son responsive.

Si tienes dudas sobre si tu plantilla es o no responsive, puedes usar la herramienta Responsinator, indicando la dirección de tu sitio. Existen algunas alternativas al diseño responsive: web móvil y app móvil.

  • Web móvil: es una web distinta a la que se ve en portátiles y que sólo se verá en dispositivos móviles. Ventajas: hablamos de una web multiplataforma, no dependerás de los canales de distribución, usarás una tecnología más simple y también resulta una opción barata.
  • App móvil: las apps además te permiten acceder a las ventajsa de los dispositivos móviles, como es el caso de las notificaciones o la agenda. La experiencia del usuario es generalmente mucho mejor en las apps que en el diseño responsive y la web móvil.

Mejora tu velocidad de carga

velocidad coche

Las conexiones a Internet desde los dispositivos móviles con datos o con una red Wifi, tanto pública como privada, pueden ser no muy rápidas. Si a eso le unimos la parte del servidor y un diseño mal confeccionado, con imágenes que pesan mucho y sin comprimir, en su conjunto la página tardará mucho tiempo en cargarse.

Y cuanta mayor es la tardanza en cargar, más fácilmente el usuario se hartará de ti y se irá a otra página. Eso quiere decir que aumenta tu tasa de rebote. Te recomendamos que trates de mejorar la velocidad de carga de tu página web, tratando de seguir las recomendaciones que te indica Google Page Speed y con la ayuda de un buen programador informático.

Por otra parte, también debes plantearte cambiar de servidor si éste es muy lento. Utiliza herramientas como Pingdom para averiguar cómo respondería el servidor ante una situación de muchas conexiones simultáneas.

Reduce las meta-etiquetas y URLS

No sólo la usabilidad y el diseño importan, ni tampoco la parte técnica. Hay aspectos de SEO móvil que también son importantes implementar. Por ejemplo, piensa que los usuarios que buscarán en Google por una pantalla de móvil pequeña, verán que algunos meta-títulos salen cortados porque son demasiado largos. Eso mismo pasa con las URL demasiado largas. El usuario se hace un lío escribiéndolas.

Nosotros te recomendamos que apuestes por lo sencillo. En lugar de utilizar por ejemplo un subdominio larguísimo, o un dominio con montones de directorios, hazlo más fácil. Te recomendamos para los que estén usando una plataforma para crear tu web o blog comprar dominio.es y apuntarlo al hosting que estés utilizando. Lo mejor es que no sean más de 2-3 palabras y tampoco más de 10 letras.

Por otro lado, no solo es importante el número de caracteres de un dominio web, piensa también en los directorios y URL. En los CMS puedes optimizar fácilmente tus categorías, usando categorías de una palabra y acortando las URL para que solo pongan las keywords que te interesan.

Adapta tu web a diferentes navegadores o sistemas operativos

navegador web

Cuando hablamos de una página web, al conectarnos con distintos navegadores, también las páginas pueden tener diferencias si te conectas con Chrome, Firefox, Safari… Estamos usando programas distintos y, aunque los cambios son mínimos, puede que afecten a la estética del diseño web y los estilos.

Los usuarios que se conectan por móvil a veces utilizan navegadores distintos a los que usarían en un desktop. Por ejemplo, alguien que no usa nunca Internet Explorer en el ordenador de mesa, sí que lo usa en el móvil o tablet. Una web adaptada bien al móvil deberá vigilar que se visualiza correctamente para todos los navegadores y teniendo en cuenta esos detalles.

En el caso de que utilices una app móvil, ten en cuenta también que tu aplicación debe poder descargarse fácilmente tanto de Apple Store como en Google Play, y que esté disponible para Android e iOS. Tener una app solamente en iOS cuando la mayoría de tu tráfico web móvil viene de Android no es quizás una buena decisión, y viceversa.

Te invitamos a que tengas en cuenta estos consejos para mejorar tu adaptabilidad al móvil. Si tienes cualquier otra recomendación, puedes dejarla en los comentarios. Y si te ha gustado este artículo, nos gustaría mucho que lo compartieras en tus redes sociales.

¿Está tu web adaptada al móvil? ¿Qué otros consejos nos das?