La mayoría de nosotros entramos en una página web a través de Google, pero muchas veces nos aprendemos el nombre de dominio y entramos directamente tecleando el nombre de dominio en el navegador. Lo que quizás no sepamos es que es posible que haya varios dominios web que apunten al mismo sitio y se haya hecho así adrede para no perder visitantes.

¿Es bueno que compremos varios dominios web para un mismo negocio? A menudo algunos empresarios se hacen esta pregunta y piensan si no sería mejor disponer solamente de uno, ya que obviamente tendrán menos gastos.

Qué pasa cuando compras sólo un dominio

Imaginémonos que tú decides comprar un dominio .es para tu tienda online. Es posible que muchas personas no se acuerden muy bien de si se trataba de un dominio .es o .com y al final se decidan a teclear el .com y acaben entrando en una página diferente, quizás creada por tu competencia para vender productos similares a los tuyos.

Esto supone un gran problema para las empresas, especialmente cuando hemos comprado un dominio que incluye palabras generales. No es lo mismo que compres un dominio en el que se incluye la palabra “Zara” o “Zalando” que si compras uno que pone “tiendademoda… etc”. Existen trucos que pueden utilizar los expertos en SEO para tratar de posicionar páginas de esa forma y lograr desplazar a tu marca unos puestos de Google.

La importancia de registrar varios dominios

Cuando registramos varios dominios, estamos abriendo la posibilidad de tener muchos espacios en los que dividir tus páginas. Por ejemplo, si tienes una tienda online .com y un dominio .es que conducen al mismo sitio, siempre puedes aprovechar para crear una página diferente en el .es con otro enfoque u otra estrategia.

Otra estrategia consiste en comprar las extensiones de otros países para que puedas abrir diferentes páginas web en distintos idiomas, orientadas a los usuarios de esos países. Cuando compras los dominios .com o los .es, pero no adquieres los de otras extensiones de otros países que podrían interesarte, corres el riesgo de que tu competencia o alguien malintencionado compre estos dominios.

Otro problema es cuando un revendedor de dominios o alguna empresa compra el dominio de tu marca y te lo quiere vender luego por un precio mayor, teniendo en cuenta que es algo que a ti te interesa. Si quieres evitar este tipo de situaciones, lo mejor que puedes hacer es comprar los dominios que te vayan a interesar.

No tienes por qué pagar una gran cantidad de dinero por un dominio si te das prisa. En Hoswedaje puedes comprar dominios .es baratos, así como de otras muchas extensiones.

¿Para qué utilizar los diferentes dominios de tu web?

Una vez que los has comprado, el dominio ya está bajo tu control y nadie te lo puede quitar, siempre que sigas renovándolo. Ahora queda la cuestión de saber qué es lo que quieres hacer con ese dominio. Tienes múltiples opciones, una de ellas es dejarlo aparcado hasta que tengas bien claro lo que quieras hacer con él. Mientras tanto, tu competencia no se lo quedará, lo que ya es un punto importante.

Puedes utilizar tus dominios web para varios fines, entre ellos:

  • Crear un blog: en caso de que el dominio web se preste a ello, puedes utilizar este dominio para crear un blog que trate sobre la temática de tu negocio, crear artículos e integrar enlaces que enlacen con categorías o productos de tu tienda.
  • Desarrollar una red de blogs: si has comprado varios dominios y no los estás utilizando para nada, puedes aprovecharlos para crear una red de blogs cuyo objetivo sea tratar de posicionar tu página web principal.
  • Hacer otra tienda online: no tiene necesariamente que estar hecha con Prestashop, puede ser un simple WordPress con algunos productos que se puedan comprar directamente desde ahí.
  • Crear una nueva línea de negocio: quizás los otros dominios que has comprado se prestan a realizar otra línea de negocio distinta a la de tu página web principal.
  • Hacer una landing page: utiliza los dominios sobrantes para crear landing pages cuyo objetivo sea recolectar e-mails que luego puedas emplear en tu estrategia de e-mail marketing para tratar de mejorar tu negocio.
  • Redireccionar esos dominios: como hemos apuntado, una manera de conseguir darle una utilidad a los dominios web que no usas, especialmente cuando son parecidos a los de tu página web principal, es redireccionarlos a la página principal. Si alguien se equivoca, llegará a la web principal de todos modos en vez de a una página en blanco.

Estas son sólo algunas de las alternativas que tienes a tu disposición cuando has decidido que es mejor tener varios dominios en lugar de solo uno. Te invitamos a que nos dejes tus comentarios y nos digas para qué utilizas los dominios web adicionales que has adquirido.