Cuando hablamos de marca personal en la red, el objetivo no es aparatar lo que no eres, sino tener una presencia online con una apariencia elegante y que inspire confianza. Se trata de comunicar bien lo que ya eres, lo cual implica preocuparse por crear un buen diseño web, elegir un buen nombre de dominio y nombre de marca y ofrecer contenido a los usuarios que dé a entender que eres una persona en la que pueden confiar.

En este artículo queremos dar algunos pasos para tratar de crear un blog que refleje tu marca personal y te sirva para exponer tus trabajos ante posibles empleadores o clientes. Todo el mundo que quiera destacar en Internet debería tener muy claro que sin una buena marca personal es difícil que las cosas vayan en la buena dirección.

branding

Elige dominio y hosting

Hay dos maneras de empezar a trabajar la marca personal cuando buscas un nombre de dominio: tratar de posicionarte por el tema o profesión a la que te dedicas, o tratar de posicionarte por tu nombre y luego la gente ya se enterará de lo que haces.

En el primer caso, elegirás un nombre de dominio con palabras clave, como por ejemplo tu profesión. Si eres asesor fiscal en Madrid, pues intenta comprar un dominio que incluya esas dos palabras en el dominio. Si eres profesor de inglés online, lo mismo. Compra un dominio que refleje tu profesión.

Esa es una de las opciones que tienes. La otra es poner tu propio nombre como nombre de dominio. En este caso, no llevas las palabras clave al dominio, pero te estarás asegurando de que cuando alguien escriba tu nombre en Google, lo primero que salga sea tu web o blog.

El precio de un dominio no es muy elevado, en torno a los 8-9 euros al año. Puedes comprarlo en nuestra página y utilizar el hosting que quieras, o si no dispones de alojamiento, contratar también un hosting. Nosotros te recomendamos que tengas pleno control sobre tu hosting, ya que si utilizas algún servicio gratuito o de pago en la nube, estás algo más limitado por el programa que utilizas.

Instala el CMS que quieras

El CMS es el sistema de gestión de contenidos que vas a utilizar. Se trata de un programa desde el que podrás instalar un diseño web en específico, o crear contenidos para un blog, o poner una lista de tus servicios con sus precios, de manera sencilla y sin saber mucho de programación.

Hay varios CMS gratuitos para hacer blogs: WordPress, Joomla y Drupal son software libre y te puede servir cualquiera de ellos. WordPress es quizás el más intuitivo y sencillo. Además dispone de múltiples diseños de plantillas web, tanto gratuitas como premium, entre las que podrás elegir para crear tu blog.

WordPress lo puedes instalar entrando en su página, descargando los archivos y subiendo los ficheros por FTP a tu hosting. Es un proceso que puede demorarse algún rato, pero no es complicado y puedes hablar con nuestro servicio técnico si tienes alguna duda sobre cómo instalar WordPress.

Preséntate en tu blog

Cuando los temas de diseño hayan quedado solucionados, tendrás que empezar a pensar en los contenidos. Si hablamos de crear un blog que refleje tu marca personal, lo primero es que te presentes, o sea, escribir una mini biografía de usuario para que la gente que lea tus artículos sepa quién eres.

Puedes rellenar tu biografía de usuario desde el apartado “usuarios” de WordPress. Pon tu nombre completo, tu profesión, a lo que te dedicas y algún gusto o afición. Trata de ser creativo y que la biografía tenga que ver con la temática general de los artículos que escribirás en tu blog. Piensa también en acompañar tu biografía con una foto en la que salgas bien. Ponerle rostro a la persona que escribe mejora mucho tu marca personal.

Crea buenos contenidos

Los contenidos son la base de todo. Si no generas contenidos, probablemente tu página no estará muy bien posicionada en Google. Y lo que a ti te interesa es tener presencia online, destacar y darte a conocer. Por tanto, te aconsejamos que elijas una temática, aquella en la que más destacas (tu profesión o ese hobby especial que conoces tan bien), y trates de escribir los mejores artículos que hay en la red sobre ese tema, aportando tu experiencia y conocimientos.

Difunde tus contenidos

Pronto descubrirás que hay otros muchos canales para difundir tus contenidos aparte de Google. Sin duda Google es uno de los más importantes, pero no puedes despreciar el valor de las redes sociales, o el newsletter. Una vez que hayas creado una cantidad de contenido interesante, tu prioridad tiene que ser tratar de fidelizar al público que llega a tu blog.

Para esto, tendrás que poner a circular tus contenidos por distintas vías. Por ejemplo, compartiéndolos en tus redes sociales. Facebook y Twitter son las mínimas que deberías considerar, pero también puede ser interesante que publiques en Linkedin, ya que cuando creas tu marca personal te estás dirigiendo también a colegas del sector, profesionales y empresarios.

Piensa también, cuanto antes, en lanzar tu newsletter para que los lectores y usuarios de tu blog puedan suscribirse y recibir información y ayuda en su correo electrónico, o sin ir más lejos, un mensaje que informe de las nuevas entradas que hayas publicado.

Espero que este artículo te haya ayudado a crear una web para dar a conocer tu marca personal. Te invito a que dejes cualquier pregunta en los comentarios.