Si planteas crear una tienda online, lo primero que se debe hacer es un plan de negocio. Y en ese plan de negocio, además de los objetivos y los productos que piensas vender, debe quedar claro cuál va a ser el nombre de tu tienda. Es importante tener en cuenta que no es lo mismo pensar un nombre para una tienda de Internet que para una física. Podemos partir desde varias posiciones.

Por ejemplo:

  • Que tengas una tienda física y quieras montar una tienda online.
  • Que no tengas tienda física y quieres empezar online desde cero.

En cualquier caso, deberás tener en cuenta factores como posicionamiento web, branding, búsquedas, competencia, dominios web posibles y otras muchas variables. En este proceso de brainstorming (tormenta de ideas), habrá que barajar una serie de consejos y situaciones para desarrollar un buen e-commerce.

Si ya tienes una tienda física…

tienda offline

En tal caso, tienes la posibilidad de ponerle el mismo nombre a tu tienda online que a la tienda física. Por ejemplo, si te llamas Tienda de Chocolatinas, puede llamarse tiendadechocolatinas.com, si está el dominio libre. Si la gente ya te conoce por un nombre determinado, es mejor que aproveches la marca que ya has creado y no la desperdicies en Internet.

Si quieres abrir otra línea de negocio con otro nombre, tampoco hay problema. Pero generalmente, mantener el nombre de la marca será lo correcto para que te localicen fácilmente. Ahora bien, ¿qué pasa cuando el nombre de tu tienda no incluye ninguna palabra clave? ¿te perjudicaría para posicionarte bien?

Déjanos explicarte lo siguiente: no es imprescindible que tu nombre de dominio incluya la palabra clave, ya que lo que más importa son los contenidos. Pero si quieres posicionar bien la página principal desde el principio y facilitar el posicionamiento de las páginas interiores, el nombre de dominio es un factor SEO.

Por lo tanto, existen dos posibles soluciones:

  • Crear una página web corporativa con tu nombre de dominio, en la que cuentes la historia de la empresa. Y comprar otro dominio distinto para la tienda online, enlazando desde la página corporativa con tu tienda.
  • Crear tu tienda online con el mismo nombre que tu tienda física, pero comprar dominios .com baratos para tratar de posicionar una serie de landing pages con productos o servicios específicos. De esa manera, tendrías abiertas varias páginas de venta distintas, para los que te conocen ya por tu marca y los que no.

En todo caso, piensa que tendrás que generar contenido de calidad para que Google te posicione bien. Cuando hablamos de tiendas online, eso significa:

  • Sube todos los productos que tengas.
  • Crea un blog donde prestes ayuda a los lectores.
  • Genera texto de calidad en las fichas de los productos.
  • Actualiza la página con frecuencia; no la dejes abandonada.

Siguiendo estos pasos, incluso si tu dominio no tiene palabras clave incluidas, puedes posicionar bien una tienda online, ya que lo que al final más importa son los contenidos. Ahora bien, si además de tener buenos contenidos, dispones de un nombre de dominio que incluye palabras clave, estás en mejor disposición de posicionarte frente a los competidores más fuertes.

Si sólo vas a crear una tienda online…

estrategia de marketing

Si no tienes tienda física, en principio partes de cero y lo tienes en teoría más fácil. Pero has de enfrentarte a algunos factores importantes si te planteas posicionarte comprando un dominio muy SEO.

  • Cada vez más competencia: en Internet de habla hispana cada vez hay menos nichos de negocio, si bien hay todavía algunos espacios abiertos, en comparación con el Internet de habla inglesa.
  • Los mejores dominios suelen estar registrados: no es fácil encontrar chollos, aunque tampoco imposible. Las búsquedas de los usuarios cambian a lo largo del tiempo. De la noche a la mañana, puede volverse popular un tipo de frase o producto que se haya hecho famoso. Y a lo mejor nadie había pensado en comprar ese dominio. Pero tendrías que darte prisa.
  • Dominios de 2-3 palabras, más fáciles de conseguir. Admiten más posibilidades, ya que puedes introducir algún artículo (“el”, “la”, “los”, “las”) para tratar de conseguir un dominio que contenga palabras clave, pero que permanezca libre.
  • Nombre de dominio y nombre de la tienda, iguales: es lo más recomendable para no generar confusión en el usuario. No hay nada de malo en utilizar nombres diferentes para landing pages, pero el nombre de la marca debería corresponderse con tu página web principal.
  • No compitas con Goliat: no se trata de jugar a ver si puedes posicionarte mejor que Amazon o que Ebay. Se trata de buscar un nombre de tienda que sea original, que contenga algo de branding (marca) y que también incluya alguna palabra clave, aunque no sean las palabras clave exactas de los términos en los que te quieres posicionar.

Espero que este artículo te ayude a encontrar el mejor nombre para tu tienda online. Te deseamos mucho éxito en tu proyecto de e-commerce. Puedes ponerte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda sobre cómo configurar tu nombre de dominio correctamente. Te invitamos a que compartas este artículo en tus redes sociales.

¿Qué otros elementos consideras importantes a la hora de escoger el nombre de una tienda online?