Muchas personas viven de su blog. Y no siempre su principal fuente de ingresos es la publicidad, ya que hay otros métodos más eficaces para monetizar un blog. Pero la cuestión es que todo el mundo puede empezar un proyecto en Internet y tratar de convertirlo en un negocio. No es una tarea fácil y muchos pueden dejarla por el camino. No obstante, es un camino eficaz que requiere hacer bien el trabajo desde el principio.

Muchos expertos te van a decir que no hay un método 100% infalible; no se equivocan. Pero la garantía de que, al menos, pueda llegar a funcionar es que tengamos algunos puntos claros y los pongamos en práctica. En este post queremos mostrarte qué es lo primero que tienes que hacer si quieres crear un blog y tratar de convertirlo en una idea de negocio personal que te permita llegar a vivir de ello en un futuro.

1. Piensa en un tema que te guste

Lo primero de todo es encontrar un tema que te guste. Si no te gusta el tema de lo que vas a escribir, ¿cómo vas a mantener el proyecto durante los próximos años? Porque si arrancas el proyecto, es importante que tengas muy claro que el tema te gusta, que es un asunto sobre el que te vas a sentir a gusto escribiendo.

2. Comprueba si hay mercado para eso

Vale que el tema te guste a ti, pero ¿le gusta a tu mercado? ¿hay mercado para eso? En Internet tenemos la suerte de que podemos acceder a millones y millones de personas de todo el mundo. La mayoría de las veces, siempre vas a encontrar a alguien a quien le pueda interesar lo que haces, incluso si es algo muy, muy friki.

La cuestión no es sólo que haya gente a la que le pueda interesar, sino que realmente tu proyecto esté enfocado a aportar valor. Es decir, ¿hay gente que pagaría por algo que tú haces? Evidentemente, no por los artículos que escribas en tu blog, sino por un producto premium relacionado: un curso, un ebook, un servicio profesional, etc.

3. Imagina cómo lo podrías rentabilizar

Piensa desde el principio en enfocar el proyecto hacia la rentabilidad. No vas a poder escribir gratis toda la vida si tu objetivo es llegar a vivir del blog. Debes pensar desde el principio de qué forma podrías rentabilizar ese proyecto. Por ejemplo, si el blog es sobre videojuegos, quizás te interese vender videojuegos como afiliado, o hacer vídeos demostrando a tus seguidores cómo te pasaste tal o cual juego.

4. Escoge un hosting y un nombre de dominio

Un asunto clave cuando se inicia un proyecto de blog es escoger un buen hosting y un dominio. No te vale igual utilizar una plataforma como Blogger o WordPress en la nube, ya que no lo vas a poder personalizar de la misma forma. Por otro lado, tampoco te interesa tener un subdominio que acabe en .wordpress.com o .blogspot.com, ya que no es nada profesional.

Hay muchas clases de dominios, pero deberás elegir uno que refleje el nombre de tu proyecto. Puede incluir palabras clave, pero es importante que sea un nombre pegadizo, que no se confunda fácilmente con otros proyectos. Por ejemplo, Hoswedaje hace referencia al hospedaje o alojamiento web, pero es una marca original y diferenciadora. Otro tema es la extensión. Apuesta por dominios baratos .com o .es, hay dominios para reventa que pueden costar una brutalidad y, realmente, no te hace falta eso para montar un blog. Si tu nombre de dominio está ya comprado, busca uno parecido que esté libre.

5. Instala WordPress

La instalación de WordPress es muy sencilla y hay muchos tutoriales en Internet que te explican cómo hacerlo. Ahora bien, si contratas un hosting específico para WordPress, te ahorras tener que instalarlo desde cero y subir los archivos desde tu ordenador. Dispones también de todas las facilidades para poder empezar con tu blog desde ahí.

6. Compra una plantilla y personalízala

Puedes utilizar también una plantilla gratuita de las que vienen con WordPress. El problema de esto es que las utiliza ya mucha gente, con lo que si quieres diferenciarte mucho, es importante que la personalices al máximo para que no se note demasiado. Debes contar con un logotipo, unos colores corporativos para el blog e instalar todos los plugins que consideres necesarios para que sea atractivo y funcional.

7. Crea un plan de contenido

Si quieres llegar a algún sitio, debes tener una hoja de ruta. Con un blog pasa exactamente lo mismo. Necesitas tener claros los temas de los que vas a escribir, no estar cambiando la temática del blog cada dos por tres, ya que eso mareará a los usuarios de tu página. Piensa en el perfil de las personas a las que te diriges, de sus problemas y sus necesidades y cómo solucionarlas.

8. Empieza a escribir

Una vez que esté todo eso claro, lo único que tienes que hacer ya es empezar a escribir. Aparte un tiempo cada semana para escribir uno o dos artículos para tu blog y programa los días de publicación. Si llevas un horario y te lo montas bien, tu proyecto empezará a ir creciendo con el tiempo y paciencia.

Por otro lado, no te ciñas sólo a tu blog. Escribe como invitado en otras páginas, busca enlaces que te puedan interesar, utiliza las redes sociales y busca diferentes herramientas para traer tráfico hacia tu página.

Si estás empezando a crear un blog y tienes idea de convertirlo en un negocio, nos gustaría que nos comentaras otros consejos que puedan servirle a otros usuarios.