Cuando disponemos de un sitio web con contenido interesante para el usuario, una de las primeras preocupaciones es saber cómo sacarle partido. La tendencia a vender cursos online sobre el tema que más que uno conoce está cada día más asentada y popular. Y también una manera de empezar a obtener ingresos por tu actividad en la red. Sin embargo, hacer un curso online que funcione bien requiere tener en cuenta algunos consejos.

Cómo hacer un curso online

Cursos

No todos los cursos se venden igual. Obtener muchas ventas a través de un curso no es sencillo, especialmente si todavía no has conseguido crear una comunidad de seguidores muy amplia, o poner un precio demasiado elevado, o de algún modo, tu curso no da suficiente información y no genera confianza en el comprador.

Gran parte de estos aspectos se pueden mejorar no sólo definiendo bien el producto, sino también controlando todo lo que respecta al diseño de tu sitio web y al contenido SEO y comercial, que tiene más influencia de la que pensamos a la hora de vender cursos online.

Veamos algunos consejos básicos que debes tener en cuenta.

Define a quién te diriges

Si no tienes muy claro a quién va dirigido tu curso, puede que no sepas atraer a la gente adecuada. Por lo tanto, lo primero será definir a tu tipo de cliente ideal. Para averiguarlo, puedes seguir alguno de estos métodos:

  • Crear un curso basándote en las preguntas más frecuentes que te hacen los usuarios en tu sitio web.
  • En Google, muchos usuarios están buscando palabras clave específicas. Ajústate a ellas.
  • Básate en información de foros, o por ejemplo, de Yahoo Respuestas, para ver qué necesidades tiene la gente sobre el tema del que quieres hacer el curso..

Todos estos elementos te ayudarán a conocer a tu público objetivo, quiénes son tus potenciales compradores. Así podrás ajustar el producto a las necesidades concretas del público, que ya has estudiado previamente. Si no defines bien tu perfil de comprador, quizás el curso deje de lado muchos temas que a la gente le gustaría que tocases para comprarlo.

Aporta valor

El curso online que ofrezcas debe ofrecer valor a tu público, ya tenga éste conocimientos básicos o avanzados. Si va dirigido a un público con conocimientos muy básicos, entonces el curso debe ser sencillo y divulgativo.

Si tu perfil de comprador es gente muy experimentada, tendrás que darles algo que les aporte valor y no detenerte en aspectos superfluos que conocen de sobra. No se puede hacer el mismo tipo de curso para usuarios básicos y avanzados, ni utilizar el mismo lenguaje en los vídeos, textos o cualquier otro elemento que introduzcas en tu web.

Crea una landing page para el curso

A la hora de vender el curso, si tienes un blog con muchos seguidores, lo tendrás fácil. Pero si empiezas desde la nada, te va a resultar un poco más complicado promocionar el curso.

Una manera de ver qué tal funciona es hacer publicidad en Google Adwords de una landing page. Una landing page es una página orientada a conseguir leads o conversiones. Puedes ponerle el nombre del curso al dominio de esa página si no está ya cogido. Para comprar dominio .es, lo puedes hacer fácilmente desde Hoswedaje.

Marca un precio competitivo

Los cursos muy baratos a veces se pueden considerar de baja calidad. Los muy caros, quizás hagan desistir a muchos potenciales compradores. El precio del curso debe ser acorde al valor que aporta en sí mismo y al tiempo que te ha llevado hacerlo. Puedes hacer un pequeño estudio de otros cursos similares para ver qué precios están poniendo.

Para penetrar en el mercado, muchas veces lo que se hace es poner un precio muy barato de salida. Otras, incluso puedes regalar el curso durante unos días solamente para ver qué acogida tiene, o regalarlo a determinados usuarios a condición de que hagan una reseña desde su blog con un enlace a la landing page del curso online.

La compra del curso debe ser fácil e intuitiva; puedes colocar un botón de Paypal que, una vez haya pagado, redirija al usuario a la página del curso. O introducir un código o contraseña que se enviaría automáticamente al correo después de efectuar el pago.

Dale difusión

La actividad de marketing para el curso online es esencial. Utiliza herramientas como Google Adwords, Facebook Ads y otras para promocionar tu curso en Internet. Te hace falta obtener tráfico, pero sobre todo tratar de optimizar las conversiones, ya que estamos pagando por cada clic y el tiempo de duración de la campaña.

Si tienes ya una comunidad activa, utiliza otros canales que no sean de pago para promocionar tu curso online: una imagen enlazando al curso en el sidebar de tu blog, un artículo hablando del curso, un e-mail que se envíe a través de un newsletter a todos los seguidores.

Con una buena estrategia podrás vender tu curso online. ¿Has hecho ya el tuyo? ¿Qué técnicas has utilizado para promocionarlo? ¡Comparte tus experiencias con nosotros!