La estrategia de marketing de muchas empresas les lleva a veces a no apostar simplemente por la creación de un blog corporativo interno. Aunque esto permite atraer tráfico hacia la página principal, lo cierto es que cuando una compañía vende productos muy dispares y se mueve en diferentes segmentos del mercado, disponer de sólo un blog puede resultar una estrategia equivocada. Prefieren apostar por una red de blogs.

Cuanto menos segmentada está una estrategia de contenidos, menores ratios de conversión se va a obtener. En general, además, le estaremos dando la impresión a Google de que nuestro blog es un cajón de sastre en el que se habla de todo un poco. No quiere decir que esto no pueda funcionar en determinados casos, pero sí puede resultar un poco arriesgado si creamos blogs que tratan de productos y servicios muy diferentes.

Cuando crear un solo blog no es suficiente

Un hecho cierto es que en el mercado de habla hispana resulta enormemente complicado, por no decir imposible, posicionarse para palabras clave muy genéricas. Una empresa de muebles tiene la opción de crear un blog sobre “decoración” en general, pero va a tener muchos más problemas para posicionarse y conseguir una buena tasa de conversión porque el público que llegue será muy variado.

La cosa quizás cambiaría si tratara sobre “decoración de hoteles” o “cómo decorar el jardín”, por ejemplo. Con un blog orientado a una temática más específica, se consigue que el público que nos llegue esté mucho mejor segmentado y por tanto se pueda conseguir una menor tasa de rebote, un mayor interés en general en suscribirse y una mayor intención de compra.

La persona que está interesada en decorar su jardín puede no tener mucho interés en saber cómo decorar un hotel, porque no tiene un hotel, y viceversa, independientemente de que tú tengas abiertas ambas líneas de negocio.

Afina tu estrategia creando una red de blogs

No hay nada de malo en que tu empresa apueste por un blog corporativo y que éste se aloje dentro de un directorio llamado /blog. Es quizás la opción más sencilla dentro de la estrategia de negocio de una empresa, para la que quizás disponer de múltiples blogs abiertos no sería lo suficiente rentable en este momento.

Pero eso no quita que cada web deba estar orientada hacia un público específico y que tener una red de blogs te pueda ayudar a atraer a diferentes tipos de audiencia.

Una red de blogs te ayuda a:

  • Segmentar mejor a tu público
  • Conseguir mejores tasas de conversión
  • Estructurar mejor la información según tu audiencia
  • Posicionar mejor tus páginas en nichos específicos

¿Enlaces, o tráfico, o los dos? Tú decides

Hay una diferencia sustancial cuando tú creas una red de blogs privada o private blog network (PBN) con la única intención de posicionar tu página mediante link-building, a cuando tu estrategia SEO está en consonancia con el resto de acciones de marketing de tu negocio.

En el caso de que sea un PBN, realmente no te hace falta que ni siquiera esos blogs hagan referencia a la marca. Tampoco has de seguir una estrategia de contenidos enfocada en los usuarios de esos blogs, porque quizás el objetivo de esta red de blogs es simplemente conseguir enlaces y transmitir autoridad a tu página principal, que es la que te interesa posicionar.

Muchas de estas PBN suelen estar descuidadas con el tiempo, una vez que han cumplido su función. Lo cierto es que cuando planteas crear una red de blogs corporativos para hablar de diferentes tipos de productos o servicios estás llevando a cabo unas técnicas que te interesa mantener en el tiempo por sí mismas.

Cada uno de esos blogs que crees será importante porque no sólo transmitirá autoridad a tu página principal mediante backlinks, sino también puede ser una fuente de tráfico muy importante.

¿Qué necesitas para crear una red de blogs?

Para crear una red de blogs, tanto si lo haces dentro de una estrategia de link-building, como si tienes una visión más amplia y enfocada también en el tráfico que te van a transmitir esos blogs, necesitarás comprar dominios .com baratos y tener un hosting lo suficiente amplio y rápido para poder albergar esas páginas.

Pueden ser blogs gratuitos en diferentes plataformas de blogging, o puedes hacerlos todos en WordPress o alguna otra tecnología y guardarlos en un hosting (lo más recomendable). Cuando se trata de un PBN y lo haces para sólo crear enlaces hacia tu web, generalmente lo mejor será que estén en servidores diferentes y con diferentes cuentas de correo para prevenir una penalización de Google.

Siempre hemos de adaptar nuestra inversión y recursos a aquello que queremos conseguir. Tus objetivos y las herramientas que vas a utilizar para llevarlos a cabo te permitirán saber qué es lo más conveniente para tu proyecto en concreto.

¿Dispones de una red de blogs en tu negocio para posicionarte en diferentes palabras clave? ¿Qué enfoque les estás dando, piensas más en enlaces o en tráfico?