Muchos estudiantes universitarios han nacido con Internet y son conscientes del gran valor que tiene esta herramienta en el mundo de hoy. Sin embargo, muchos todavía siguen utilizando los patrones tradicionales para buscar trabajo. La realidad, sin embargo, es que cada vez más personas han decidido crear su propio negocio en Internet o, cuando menos, olvidar las formas tradicionales de buscar trabajo para enfocarse más en su perfil online. Una de las primeras cosas que se recomienda hacer es crear un blog.

Crear tu propio blog te ayuda a diferenciarte como profesional, ya que podrás escribir sobre temas relacionados con tu especialidad, asentarte como experto y aportar tu granito de arena a la actualidad de tu sector. Tanto si crees que puedes crear un negocio a partir de tu blog, como si sólo quieres utilizar éste como plataforma de lanzamiento para trabajar para terceros, es muy importante que aprendas a crear tu propio sitio web en Internet.

¿Qué necesitas para hacer un blog profesional?

Para tener un blog sólo necesitas invertir en dos cosas:

  • Un hosting. Es un espacio dentro de un servidor en el que estará alojada tu página web. Hay hosting gratuitos y otros que cuestan entre 30-40 euros al año, los más baratos, un dinero que muchas veces nos gastamos sin pensarlo en otras cosas menos importantes para nuestro futuro profesional.
  • Un dominio web. Los dominios .com apenas valen 1 euro al mes. Es mucho mejor tener tu propio dominio web que estar dependiendo de terceros, con dominios .blogspot.com o .wordpress.com, ya que esto dará una imagen más seria y profesional a tu proyecto.

Tendrás que utilizar una herramienta llamada WordPress, que quizás ya la conoces. No es el WordPress.com que quizás hayas utilizado. El paquete de WordPress es un conjunto de archivos que forman el esqueleto de tu blog y te aportan un panel de control desde el que podrás modificar todo lo que quieras, además de poder añadir plugins y todas las funciones extra que en WordPress.org son de pago.

Instalar WordPress es muy fácil y además dispones de opciones donde ya te viene instalado en el hosting y simplemente tienes que entrar a tu panel de control para personalizarlo.

¿Cómo plantear tu blog?

Hay dos maneras de plantearse un blog: como simplemente un espacio de opinión en el que hablar de todo un poco y expresarte a ti mismo, a enfocarlo como una herramienta profesional.

Si decides apostar por ésta última, es importante que te enfoques en una temática concreta y sigas un objetivo específico. Por ejemplo, si tocas temas muy académicos, es probable que sea porque estás enfocando tu trabajo hacia la enseñanza o a la investigación; pero si empiezas a tocar temas más de actualidad empresarial, enfocados en aportar soluciones a las empresas, tu blog tendrá un estilo más orientado a la empresa privada.

Tú eliges lo que quieres hacer. En todo caso, será importante que empieces a manejar algunas herramientas clave que te permitirán crear un blog que puedas ir desarrollando durante la carrera o mientras haces prácticas profesionales en empresas.

¿Pagar o no pagar por un blog?

Muchos estudiantes creen que no vale la pena crear un blog de esta forma, cuando hay tantas opciones gratuitas. El problema es que piensan que un blog es simplemente un espacio de publicación. Pero eso, sinceramente, te lo ofrece hoy día casi todo el mundo y, si te planteas un blog en este sentido, es que no estás viendo bien todo su potencial. Te lo estás planteando como un espacio para expresar tus ideas (aunque sólo tú y tus amigos las lean), no como un proyecto que te va a producir resultados en metálico o te va a ayudar a encontrar trabajo.

No tiene nada de malo utilizar un blog simplemente para expresar tus ideas y puedes usar una herramienta gratuita si este es tu objetivo. La cuestión es que un blog es mucho más que eso. Un blog puede ser incluso tu futura fuente de ingresos; cada vez hay más y más personas que están viviendo de su blog y que tienen unos ingresos mucho más altos y trabajan menos horas que gente que está trabajando por cuenta ajena.

Incluso, si quieres trabajar por una empresa y te gustaría tener un blog de éxito, no debes planteártelo entonces como hace la mayoría de la gente. Debes planificarlo como una herramienta profesional, donde el objetivo es llamar la atención de determinados tipos de empresas. Ese blog, incluso, te puede servir para potenciar tu marca personal y aumentar tu valor y mostrar tus conocimientos para resolver problemas.

En definitiva, no piensas que un blog es simplemente un espacio de expresión. Es una inversión en tu futuro. Te interesa invertir para conseguir más visitas y más ventas, para dar una mejor imagen y conseguir mejores resultados porque estás llevando a cabo un proyecto que puede tener una seria trascendencia en tu profesión.

¿Quieres crear un blog profesional ahora mientras estudias en la universidad? ¿Qué proyectos tienes para el futuro?