Sabes que te vendría muy bien disponer de un hosting propio que puedas revender a tus clientes. Obtendrías más ingresos o te permitiría conseguir introducirte de lleno en el mundo del hosting sin tener que invertir demasiado, ni tratar de ofrecer servicios muy complicados.

Sin embargo, has de tener muy claro con qué tipo de reseller vas a trabajar, ya que esto de trabajar con un proveedor tiene un problema, especialmente si no lo conoces bien. En Hoswedaje sabemos lo importante que es elegir buenos proveedores para conseguir que nuestras estrategias sean rentables, por eso te vamos a dar algunos consejos sobre cómo elegir con qué proveedor de hosting trabajar como reseller.

El problema al elegir un plan reseller poco adecuado para ti

Lo primero que has de preguntarte si la empresa con la que vas a trabajar es seria y te ofrece un buen servicio. Sé que esto puede sonar un poco complicado, pero… ¿cómo pretendes que tus clientes compren algo que no has probado tú antes y conoces a la perfección que funciona como es debido?

Cuando contratas un plan reseller o hosting marca blanca para revender a otros clientes, has de tener muy claro que no se establece ninguna relación entre tu proveedor y tu cliente. Simplemente, tu proveedor se ocupa del mantenimiento del servidor. Pero la atención al cliente e incluso la configuración del producto la haces tú.

En tal caso, es muy arriesgado trabajar con un reseller del que no conoces nada. Lo mejor es que sea un proveedor con el que ya lleves tiempo funcionando. Si no has probado nuestros servicios en Hoswedaje y necesitas un hosting, puedes empezar por un hosting básico y probar nuestros planes de alojamiento para algún proyecto personal y comprobar que nuestro servicio es adecuado a ti.

Cuando consideres que estás listo y te gustaría contratar algún plan reseller hosting España, entonces empieza a diseñar tu hoja de ruta para empezar a venderle servicios de hosting a tus clientes.

¿Por qué es mejor conocer bien a tu proveedor?

Pueden ser muchos los motivos por los que quieres empezar a revender hosting. Quizás sea porque trabajas creando páginas web y la mayoría de tus clientes no sabe muy bien cómo contratar un alojamiento web en un servidor. Para ahorrarles ese paso, simplemente puedes disponer tú mismo de tu propio plan reseller y venderles ese servicio unido a tu página web, lo que te permitiría por ejemplo ofrecer un precio más caro.

Quizás no seas un reseller que quiere revender hosting a sus clientes, sino que llevas tiempo en el mundo de los servidores y te gustaría iniciar tu propio negocio. Una de las formas más fáciles de empezar sin que necesites demasiada inversión es a través de este tipo de planes, ya que te ahorras tener que ocuparte del mantenimiento de los servidores.

Sólo tendrías que ocuparte de lanzar una web donde ofrezcas servicios de hosting, configurar productos a partir del plan que has contratado y distribuirlos de manera correcta para que tus clientes puedan disfrutar de un buen servicio. Esto, por tanto, es tan importante como elegir el proveedor con el que vas a trabajar, ya que si tu proveedor no hace bien su trabajo, el que se la carga eres tú.

Piensa en tu producto y piensa en marketing

Tu trabajo no termina cuando has encontrado un proveedor. Ahí todo acaba de empezar, simplemente. Tienes que empezar a configurar una oferta atractiva que pueda interesar a tus clientes potenciales, lo cual es imprescindible para que tu proyecto funcione.

Con un plan reseller, tú pagas una cierta cantidad al mes a tu proveedor, por lo que eso te va a suponer unos costes que tienes que tratar de amortizar consiguiendo a tus primeros clientes. Para conseguir a tus primeros clientes tienes que poner en marcha un plan de lanzamiento para empezar a recibir ingresos desde ya.

¿Cómo lo puedes hacer?

  • Lanzando una landing page y promocionándola con Google Adwords. Casi siempre lo mejor será unir nuestra propuesta con algún descuento para tratar de romper el mercado, aunque ese descuento debería ser temporal para que te resulte rentable.
  • Si dispones un blog sobre hosting (lo cual te ayudaría mucho a conseguir clientes), deberías anunciar la nueva línea de negocio que vas a abrir, quizás ofreciendo un descuento muy atractivo.
  • Empieza a crear una lista de suscriptores. Todos los clientes que tengas seguramente tienen necesidad de información. Lo mejor es estar cerca de ellos y tratar de escuchar sus dudas, tanto a través de las redes sociales como del blog y el newsletter. Hacer una lista de suscriptores te permitirá vender en el futuro nuevos productos a tus clientes.

Hay otras muchas técnicas de marketing que te permitirán empezar a trabajar como reseller hosting, pero es un proyecto que debes diseñar bien desde el principio. Si estás empezando con tu proyecto, te invitamos a que nos dejes tus comentarios con tus impresiones. Será de mucha utilidad para poder dar siempre un servicio enfocado en la satisfacción del cliente.