Hoy día tener un espacio alquilado en un proveedor de hosting es, salvando las distancias, como tener un piso, ya sea compartido o propio. Carecer de un servidor en el mundo de Internet viene a ser algo así como vivir en medio de la calle y que nadie pueda saber realmente dónde estás, a qué hora te puede encontrar y cuál es, digamos, tu punto de referencia.

Un hosting te permite tener una página web expuesta a los ojos de todo el mundo. Sin el hosting no puedes prácticamente hacer nada. De ahí que muchas personas que se dedican al mundo de Internet, los negocios online, los blogs y el marketing digital estén recomendando el proveedor con el que ellos trabajan y ganando algo de dinero como afiliados.

Sin embargo, los que llevamos tiempo en esto sabemos que no es nada fácil competir en el mundo del hosting. Lo que haces bien hoy, si mañana no sigues haciéndolo bien, ya no te servirá de nada. Porque la competencia es alta y feroz, especialmente para los bloggers independientes que intentan ganar dinero promocionando su hosting. Veamos por qué pasa esto.

Las razones por las que no te será fácil competir en venta de hosting

Cuando escribes la palabra “hosting” en Google, en estos momentos te salen alrededor de 575 millones de resultados. Y no es una cifra exacta; también variará en función de diferentes factores. A todos estos hay que sumar la gran cantidad de proveedores de hosting que hacen publicidad a través de Google Adwords y que aparecen también en las páginas de resultados.

Por supuesto, no todos estos resultados son proveedores de hosting, evidentemente. Pero, desde el punto de vista SEO, son competidores para el que quiera posicionarse para esa palabra en concreto. Lo que pasa es que la mayoría de la gente sabe que posicionarse para keywords de short tail, de 1 palabra, y más en el sector hosting, es prácticamente imposible si no tienes grandes recursos, con lo que no intentan competir de esa manera.

Al contrario, buscan palabras clave de 3 o 4 unidades, añadiendo por ejemplo el nombre de una ciudad, para atraer a un segmento más concreto. Por ejemplo, para “hosting web Madrid” salen 2.900.000 resultados, lo que siendo una cifra alta, tampoco es tan elevada como la anterior. En cualquier caso, otros muchos tratan de no pensar sólo en el puro SEO y prefieren crear una marca fuerte que les permita conseguir un nutrido grupo de seguidores fieles.

El problema, incluso en keywords de 2, 3 o 4 unidades, es que intentar vender un hosting utilizando una página de hosting te va a ser muy difícil si no eres una empresa y tienes capital para invertir en SEO, ya que es un sector muy competido en Internet. Ante esto te quedan dos opciones.

Cómo competir para vender tu hosting: dos formas de hacerlo

  • No intentes competir en palabras relacionadas con hosting. Haz lo que hacen otros muchos bloggers que están teniendo éxito. Crea un blog utilizando tu nombre como dominio, crea artículos largos y de calidad que ayuden a los lectores a resolver sus dudas sobre cómo crear una web y ten paciencia hasta que logres tus primeras ventas como afiliado.
  • Vende una marca blanca. La marca blanca consiste en tener la posibilidad de poder configurar tus planes de hosting y venderlos como si fueran tuyos, aunque el proveedor que te los proporciona es otro. Es lo que ofrecemos en reseller hosting España. La ventaja de esto es que no tienes que redirigir a los usuarios a una página que no sea la tuya, con lo que el proceso es mucho más sencillo porque no hay otros factores en juego y se genera más confianza.

El problema cuando vendes como afiliado

Cuando vendes hosting como afiliado, es muy importante que te hayas labrado previamente cierta reputación, así como también que la marca que estés promocionando sea conocida. Además, tienes que acertar con el tipo de producto que ofreces.

Por ejemplo, ¿verdad que no tiene sentido vender un plan de alojamiento web avanzado para alguien que está aprendiendo a crear una web sencilla en HTML? No es práctico para tu proyecto, pero vender este tipo de planes te proporcionaría la oportunidad de conseguir unos ingresos más altos que con un hosting básico, donde tendrás que acumular muchas visitas y muchos compradores para ganar algo realmente.

No queremos decir que ganar dinero como afiliado en el mundo del hosting no se pueda conseguir. Hay notables casos de éxito, donde se puede ver que funciona muy bien, especialmente cuando consigues un buen tráfico fiel. Además, como decíamos al principio, el hosting es un servicio de primera necesidad en el mundo digital y por eso la gente lo adquiere con mucha facilidad. De hecho, si te diriges a un público que está aprendiendo a crear su web, parte del proceso consiste precisamente en contratar un hosting.

Sin embargo, como revendedor de alojamiento web vas a poder configurar planes de hosting más variados y conseguir otro tipo de clientes con mayores exigencias. Además, no simplemente ganas una comisión por cada cliente; pagas cierta cantidad al mes, pero puedes establecer tú mismo la política de precios en tus planes de hosting y actuar como una empresa. Es la evolución más avanzada de un blogger que se haya especializado en el mundo del alojamiento web y una manera más eficaz de competir.

¿Tienes experiencia como blogger en el mundo del hosting y estás ganando dinero como afiliado o reseller? Cuéntanos tus opiniones al respecto.