Más allá de conseguir tráfico, las conversiones son el principal objetivo de todo negocio en Internet. Queremos que el usuario finalice una acción, pero no basta con que haga una solicitud de presupuesto o envíe una pregunta sobre un producto, sino que finalmente contrate el servicio o realice una compra. Está claro que sin tráfico te va a resultar difícil conseguir conversiones, pero no por el hecho de tenerlo vas a lograr un alto número de ventas.

Lo cierto es que puede haber muchas razones por las que tu sitio web no está generando conversiones. El éxito de una página web depende de multitud de factores, pero unos pocos de ellos pueden resultar determinantes a la hora de conseguir un objetivo. Veamos qué es lo que puede estar fallando.

1. No hay una llamada a la acción clara

El “call to action” es uno de los puntos determinantes a la hora de conseguir conversiones. Hay páginas que están diseñadas precisamente para conducir la vista y el pensamiento del usuario hacia un punto, generalmente un botón o un formulario. Hay una llamada a la acción clara, la página gira en torno a un objetivo; hacer click aquí, o rellenar tus datos.

Cuando la llamada a la acción no es muy evidente, el usuario se pierde con facilidad. Si hay demasiados enlaces externos, estamos creando puertas para que se vaya a otro lado. Si hay demasiados elementos que distraen, como un sidebar lleno de temas que no tienen nada que ver con el producto/servicio que se está vendiendo, las posibilidades de que el usuario no finalice la acción que queríamos aumentan.

2. La web está dando problemas de estabilidad

Muchas veces, debido al exceso de tráfico, la página web empieza a ir lenta. Y eso perjudica a aquellos usuarios que sí estaban dispuestos a hacer una compra, pues quizás cambien de idea. Lo que hay que hacer es conseguir que el website funcione lo más rápido posible.

Una de las posibles razones por las que puede estar yendo lento es que tienes mucho tráfico y utilizas unos recursos compartidos. Pásate de un hosting compartido a un servidor virtual y esto te ayudará a solucionar el problema. En Hoswedaje puedes encontrar un VPS barato que te puede solucionar el problema.

3. Tus textos no convencen

Quizás visualmente la página sea buena, pero los textos tienen que vender. Hay textos que venden y otros que resultan repulsivos, que aburren al lector desde el primer párrafo. Tus contenidos deben resultar atractivos para el usuario, deben resultar útiles, enfocándose en cómo dicho producto o servicio va a solucionar el problema de la persona que está leyendo en ese momento.

Cuanto más enfocado esté el texto en el problema del usuario, mayores posibilidades habrá de conversión. En cambio, un texto aburrido, que se va por las ramas, provoca que el usuario acabe cambiándose a otra página.

4. Hay algún error técnico

No consigues conversiones debido a un error de programación. Los usuarios intentan finalizar la acción que quieres que realicen, pero en algún momento del proceso, se produce un error de algún tipo y no pueden realizarlo. Es importante comprobar que no se estén produciendo errores, mirando en la carpeta logs de nuestro servidor. Por otro lado, también podemos intentar hacer una compra de prueba nosotros para ver que todo está funcionando. Si hay errores de programación, ponte en contacto con el desarrollador web que creó la página.

Para eliminar prácticamente los errores, muchos usuarios prefieren trabajar con plataformas ya probadas, como Prestashop, ya que te permite disponer de un carro de la compra totalmente funcional sin necesidad de llevar a cabo ninguna programación. Por otro lado, también hay otras muchas plataformas para crear landing pages que te permiten obtener leads y conseguir conversiones sin necesidad de programar nada.

5. Tu producto/servicio no convence o no tiene mercado

Pueden ser un millón de cosas: desde que tenga un precio desorbitado, a que sea un producto/servicio que se puede lograr fácilmente por otros medios y con una calidad similar. Cuando lo que vendes no convence al usuario, da igual que tengas los mejores textos del mundo, que la página funcione bien, que no haya errores técnicos en el proceso de compra y que la llamada a la acción esté en un sitio visible. No te va a ser fácil vender por las características de tu producto.

Muchas empresas, antes de lanzar un producto o servicio al mercado, prefieren realizar una prueba para ver cómo responde el público, creando encuestas entre los usuarios de su web, o diseñando una página de prueba donde el usuario sólo tenga que dar el correo electrónico, pero que nos permita comprobar si hay verdadero interés en finalizar la acción de compra.

Esperamos que este artículo te ayude a conseguir las codiciadas conversiones en tu web. Disponer de un buen servidor es una de las partes esenciales para trabajar de manera profesional y lograr que tu página resulte funcional y lo suficiente rápida para el usuario. A veces la diferencia entre el éxito y el fracaso depende de unos pocos bytes.