Si quieres que tu página web sea conocida, vas a tener que hacer un enorme esfuerzo. Muchas empresas creen que por el mero hecho de estar en Internet van a conseguir resultados, pero lo cierto es que, como ya estamos hartos de oír, no existen fórmulas mágicas para lograr el éxito. Aún así, muchos se comportan como si repitiendo siempre las mismas acciones fuéramos a conseguir resultados diferentes.

Lo primero de todo que tendremos que entender es qué significa ser conocido en Internet, qué es lo que implica que tu marca se haga popular y sea conocida por cada vez mayor número de usuarios. Después te explicaremos algunos pasos que debes dar para ir en la dirección correcta.

¿Qué significa que tu web sea conocida?

La mayoría de las grandes empresas tienen una marca consolidada a lo largo de las décadas y los años. Han conseguido resultados después de mucha inversión, esfuerzo, estrategia, inteligencia aplicada a los negocios y decisiones que ayudaron a dar brillo y buen nombre a una marca. Hoy nos resulta perfectamente normal escribir sus nombres en Google y esperamos encontrar una página web muy moderna y exitosa.

Sin embargo, existen una gran cantidad de pequeñas empresas que hace poco tiempo no conocía tanta gente, pero que mediante técnicas de marketing de guerrilla han logrado hacerse camino en Internet. Probablemente empezaron simplemente con una buena página web y un blog, y con el tiempo han ido logrado resultados gracias a un esfuerzo continuado por estar al lado del cliente, explicar sus problemas, aportar soluciones.

Esto les ha permitido obtener buenos resultados tanto en términos de tráfico como de conversiones. Y no sólo eso, sino que han conseguido consolidar su marca, hasta el punto de que con el tiempo, y de manera absolutamente natural, la gente empieza a hablar de ellos en blogs, en foros o incluso medios de comunicación como modelo de empresa exitosa.

Para llegar a este punto, no se han limitado a alquilar un hosting, comprar un dominio y diseñar una bonita web, sino que han desarrollado una estrategia eficaz enfocada en los usuarios. Veamos algunos pasos que hay que dar si queremos que nuestra web sea conocida.

Qué debes hacer si quieres que tu web sea conocida

Lo primero que tienes que hacer es tener claro que la web de una empresa no puede ser conocida si no tiene un nombre muy potente y eficaz. Debes darle forma a tu marca, destacar tus puntos fuertes, crear un logotipo que defina tu esencia y, por supuesto, crear una web que gire en torno a esa idea principal.

Muchas empresas no van a cambiar de nombre para estar en Internet, pero en algunos casos sí que crean nuevas marcas para dirigirse a diferentes mercados, ya que uno de los elementos que hay que tener en cuenta en Internet es la necesidad de especializarse en nichos de negocio para conseguir posicionarse. Cuando disponemos de una tienda muy generalista, y creemos que se podría dividir en varias áreas de negocio, una de las decisiones que hay que tomar es no crear una sola web, sino varias.

Por ejemplo, si tu empresa es minorista, pero también es distribuidora, está claro que debes tener dos páginas web y dos nombres de dominio diferentes. No te estás dirigiendo al mismo tipo de público, por lo que deberían estar separadas. Lo mismo si ofreces servicios muy dispares; cuanto más generalista seas, más difícil te va a resultar posicionarte.

Debes crear páginas web en función de su finalidad, no simplemente como escaparate de un montón de productos en venta de distinta índole.

Se puede empezar, por ejemplo, por comprar varios dominios .com y utilizar un servidor dedicado o un VPS donde podamos tener almacenados nuestros diferentes sitios web.

Una vez estamos caminando en la dirección correcta, lo mejor que se puede hacer es diseñar una web profesional, preferiblemente recurriendo a los servicios de un buen diseñador web. Podemos comprar una plantilla para WordPress y tratar de rediseñarla por nuestra cuenta si queremos ahorrar en gastos, pero todo dependerá al final de lo que queremos hacer con cada una de las páginas.

Volvemos a lo mismo: la finalidad de una web es lo más importante y es en torno a lo que gira todo. No te hace falta utilizar un Prestashop para crear una web corporativa, y con toda seguridad, si tienes una tienda con miles de productos, te convenga más usar un Magento que tratar de montar la tienda con WordPress o Joomla.

Después, para que nuestra web pueda llegar a ser conocida, tenemos que invertir en una estrategia de marketing que combine SEO, SEM, marketing de contenidos y redes sociales. En este blog te hemos dado ya algunas pautas que puedes tener en cuenta para atraer tráfico, conseguir conversiones y aumentar el compromiso de los usuarios con tu marca.

¿Estás haciendo todo lo que necesitas hacer para conseguir resultados con tu web? ¿Qué crees que es lo más importante?