En ocasiones nos hemos encontrado páginas web de negocios en Internet que se han hecho con plataformas gratuitas. Hablamos por ejemplo de una típica tienda de barrio de una ciudad media española, generalmente comandada por una sola persona y que quiere que su empresa esté presente en Internet. Así que abren una página en alguno de los múltiples sitios que nos permiten hacerlo de forma fácil: Blogger.com, WordPress.com, etc.

¿Te sientes identificado?

Estos sitios aparentemente te ofrecen todas las ventajas; puedes crear una página web sencilla sin necesidad de tener mucha idea de programación y estar en Internet sin tener que gastarte 500 euros o más en un programador para que te haga el trabajo. Quizás tú mismo has decidido crear tu web de esta forma y, la verdad, en principio, no tiene nada de malo.

Pero déjanos que te expliquemos qué es lo que pasa cuando, en lugar de comprar un dominio web y alojar tu página en un hosting, decides hacerlo de esta forma.

Sólo un dominio web da prestigio a tu negocio

Los usuarios ya están lo suficiente educados para distinguir entre un blog y una página web. Pueden confundirnos si se utiliza un diseño diferenciador y se crea un buen sitio web, hasta el punto de que no sepamos con qué programa se ha hecho la página. Pero desde el momento en el que usas un dominio .wordpress.com o blogspot.com te delatas a ti mismo.

Estás lanzando el mensaje al usuario de que no te tomas las cosas demasiado en serio a la hora de estar en Internet. Que tu página no es lo suficiente presentable. Que prefieres hacer las cosas de forma rápida, con prisas y de mala manera, antes que tomarte el pequeño esfuerzo de pagar 10 euros al año por un dominio.com, que es menos de lo que vale un café al mes. Que, si das esta imagen en Internet, en el fondo debes de ser un profesional o empresa amateur con poca experiencia.

Queremos que tu negocio dé una buena imagen en Internet; por eso contamos la cruda realidad, en la que quizás no te has fijado. No te decimos que necesariamente tengas que crear una gran web y gastarte mucho dinero si no puedes hacerlo. Puedes utilizar la tecnología WordPress.com o Blogger si no tienes mucho tráfico aún y prefieres tener tu página en sus servidores. Pero los dominios.com son algo muy básico y te permiten dar una imagen presentable en Internet.

El diseño exclusivo te hace ganar prestigio

Estar en Internet no es suficiente. Te habrán dicho muchas veces que tu negocio tiene que estar en Internet, pero esto ya no es suficiente. Tienes que diferenciarte, debes aportar valor para que tu negocio destaca sobre los otros cientos o miles de páginas que están saliendo ahora mismo por encima de ti.

No puedes diferenciarte con dominios .blogspot.com o wordpress.com, especialmente cuando se trata de una empresa. Muchas personas asocian estos dominios con blogs de aficionados, aunque es verdad que hay grandes blogs que no han llegado a comprar un nombre de dominio. No obstante, eso no quita que se podrían conseguir mejores resultados si prestáramos más atención a la imagen.

¿Y cuál es la manera de dar una mejor imagen y más diferenciada? Simplemente, a través de un diseño web que te diferencie del resto de páginas.

¿No te has fijado en que hay una increíble cantidad de páginas web y blogs que utilizan los mismos diseños y sólo cambia el título y los contenidos? ¿Que tiene eso de distinto y especial? Cuando entramos en una página, cuyo diseño nos resulta demasiado familiar, también la percibimos como de poca calidad. Pensamos: “Yo ya he visto este diseño antes y era una página sobre otra cosa”. Psicológicamente, el efecto que creas en el usuario es de algo que ya está muy visto y que no te aporta nada nuevo. No es diferenciador.

¿Qué hay que hacer entonces si no queremos gastarnos el dinero en un diseñador web? Comprar un diseño web para el CMS que sea a un precio razonable. Hay cientos y miles de diseños premium que se pueden comprar en Internet. En algunas páginas incluso nos indican cuántas veces se han descargado, lo que nos indica cuán diferentes vamos a ser si los compramos.

No compres o descargues ese diseño WordPress o Prestashop que te están recomendando en todas las páginas de gurús. Busca el que más encaje realmente con tu empresa, el que más se ciña a tus gustos e intereses. ¿Por qué te decimos esto? Porque, en cuanto alguien dice que algo es bueno, todo el mundo empieza a comprarlo, y resulta que acaba dejando de ser diferente y original.

El camino más fácil no siempre es el mejor

Para potenciar la marca de tu empresa, el secreto está en hacer cosas diferentes, no en ser como los demás. Investiga las páginas web de otras empresas, quizás descubras qué es lo que les falta, o por qué es lo que quedaría bien, pero no están haciendo. Te ayudará a entender que esto del marketing consiste muchas veces en romper las normas y probar cosas nuevas.

Muchas veces, como pequeños empresarios, podemos tener miedo de invertir o meternos en un terreno en el que no conocemos. Pero lo cierto es que la solución que a veces se nos presenta como más fácil (el hosting gratuito con dominio gratuito) tiene más desventajas que ventajas. Y hay que empezar a preguntarse si de verdad merece la pena estar en Internet cuando la marca de tu empresa en Internet no se diferencia en nada de la de un particular.

¿Eres de los que está dispuesto a marcar la diferencia? Cambia el chip y verás cómo empiezas a entender Internet de otra manera y tu PYME empieza a sacarle partido. Puedes dejarnos aquí tus inquietudes.