Gran parte de los bloggers y propietarios de páginas web centran sus esfuerzos de marketing en la adquisición de tráfico. Sin embargo, no están preparados para la que se les viene encima. Porque en algún momento, sin lugar a dudas, el plan de hosting con el que tienen alojado su sitio web va a empezar a ser claramente insuficiente para hacer frente a esa cantidad de tráfico.

Nos lo hemos encontrado en montones de páginas. Páginas que no habían previsto que en algún momento podían empezar a morir de éxito. O que estaban constreñidas por los límites de su plan de hosting compartido, que es como tener una tienda pequeñita en un centro comercial y una cola interminable que llega hasta la calle.

Cuando se lleva un tiempo ya en esto del marketing digital, sabes que, si no has hecho bien los deberes desde el principio, necesitas escalabilidad suficiente para hacer realidad tus objetivos. Esto implica muchas veces cambiar de hosting.

El tráfico es importante, pero debes estar preparado

Conseguir tráfico web es el primer paso para conseguir visibilidad. Si no hay un tráfico suficiente diario, es inútil empezar a pensar en formas de monetización a través de la publicidad, productos de afiliación o cualquier otro tipo de sistema para obtener ingresos por Internet. Por tanto, es lógico que trates de atraer a una gran cantidad de gente.

También es inútil para las empresas pensar que van a obtener grandes resultados en la venta de productos o servicios propios si no traen al público adecuado. Es muy importante que tratemos de optimizar el tráfico, de modo que la mayor parte de nuestros usuarios no sean spammers ni voyeurs, sino gente que realmente está interesada en nuestro producto o servicio.

Pero una vez que tenemos eso claro, debemos pensar en una cosa. Por ejemplo, haciéndonos algunas preguntas.

  • ¿Estás recibiendo en tu web menos tráfico del que desearías debido a que se producen un exceso de conexiones simultáneas?
  • ¿Está afectando a la velocidad de tu página el hecho de tenerla alojada en un hosting compartido y no en un VPS o servidor dedicado?
  • ¿Cómo está afectando la mala velocidad de la página a tus conversiones? ¿Estás perdiendo clientes porque la página te va muy lenta?

No esperes a que sea un problema; planifica

Muchos usuarios esperan a que su página consiga una enorme cantidad de visitas diarias y empiece a resentirse para efectuar el cambio de hosting. Sin embargo, si se demoran mucho en el cambio de hosting, el problema es que algunos de los usuarios que estaban llegando pueden empezar a desesperarse y hartarse de tu página.

Imagínate alguna de estas situaciones:

  • Un usuario que va a hacer una compra en tu tienda online, pero la página se queda pensando y pensando, pero el cliente no sabe si la transacción se ha realizado. Eso genera mucha desconfianza.
  • Gente que se siente atraída por la meta-descripción de tu página en Google, pero siempre que entra, se encuentra con el mismo problema. Cuando te vuelva a ver en Google, hará click en otro resultado porque se ha cansado de esperar a que tu página funcione.

A veces la excusa para no tratar de atajar estas situaciones negativas, que están perjudicando a tu marca, es que se tiene la idea de que cambiar de plan de hosting es caro. Pero créenos, es mucho más caro estar perdiendo clientes y todo lo que has conquistado hasta ahora debido a una mala planificación.

Por eso no es bueno dejar pasar mucho tiempo cuando tu página tiene tanta cantidad de visitas que no puede sostener tantas conexiones simultáneas. Necesitas al menos un VPS barato, lo que te evitará el problema de tener que compartir recursos con páginas web de otros usuarios, lo que ya de por sí permitirá que tu página vaya más rápido en muchos casos.

Cuándo cambiar de plan de hosting

Hay páginas que empiezan a notar los problemas cuando superan las 1000 visitas diarias, pero dependiendo de cómo sea tu plan, puedes incluso notar este problema algo antes de llegar a esa cifra.

No es necesario empezar a notar los problemas para efectuar los cambios, sino ser previsor y tratar de que eso no ocurra. En cuanto veas que el tráfico de la página empieza a despegar y parece que se mantienen en torno a varios cientos de visitantes diarios, debes ir utilizando ya herramientas de evaluación para comprobar el rendimiento de tu plan de hosting en diferentes situaciones y programar una fecha para pasarte al VPS.

Si estás empezando el proyecto desde cero y dispones de presupuesto, lo ideal es empezar ya directamente con un buen plan de VPS, en lugar de un hosting compartido sencillo, ya que eso te ahorrará en el futuro la tarea de cambiar de servidor.

Lo que decíamos: no dejes que se te quede pequeño tu local virtual. A diferencia de lo que sucedería con un local físico, la inversión en hosting de calidad es mucho más económica y eficaz para tu sitio en Internet. Te invitamos a que, si tienes necesidad de cambiar de un hosting compartido a un VPS o cualquier duda al respecto, nos dejes abajo tus comentarios.