Muchas personas entran en el mundo del hosting: algunos solamente como usuarios (la mayoría), otros como afiliados y ya muchas menos personas como resellers o revendedores. En Internet hay una inmensa cantidad de bloggers vendiendo a sus lectores sus soluciones de hosting, lo que a veces provoca que el lector se sienta abrumado por tantas ofertas y hosting diferentes. Sin embargo, no todo el que vende un servicio de hosting está en condiciones de juzgar si es bueno o no.

Una cosa es que un blogger haya probado un plan de hosting barato en un proveedor de hosting y a él, concretamente, le esté funcionando bien. Pero puede que ese plan de hosting que está vendiendo no sea útil para otro tipo de proyectos, por ejemplo una tienda online con miles y miles de productos. Así que no se trata simplemente de vender por vender, sino de entender lo que estamos vendiendo y, como compradores, saber que no todo el mundo entiende de esto.

¿Qué es lo que se recomienda para ser un buen reseller hosting y que tus clientes no se llamen a engaño? ¿Qué es lo que deberías saber antes de convertirte en un revendedor de hosting?

Recomendaciones para ser un buen revendedor de hosting

Antes de hablarte de las recomendaciones básicas, debemos entender primero qué significa ser reseller. Un reseller es una o más personas que están vendiendo hosting bajo una marca blanca. Ellos no se ocupan del mantenimiento ni administración de los servidores, sólo se limitan a vender. En consecuencia, pueden enfocar todo su esfuerzo en buscar y conseguir clientes, mientras que la parte más técnica está en manos de profesionales.

Dicho esto, al final el que va a tratar con el cliente final eres tú, así como también la persona con la que el cliente contactará cuando quiera solucionar una duda. También es el reseller el que configura los planes de hosting que más se ajustan al tipo de ofertas que está dispuesto a vender, así como los precios que desea establecer.

Entendido esto, ya puedes imaginarte que revender hosting de manera profesional, creando una página web propia para atraer a tu público, es una tarea que requiere tener en cuenta algunos consejos.

1. Debes entender cómo funciona el mundo del hosting

Aunque seas solamente un reseller, debes conocer y aprender todo lo que puedas sobre servidores. No hay nada peor que contactar con un vendedor que no tiene idea del producto o servicio que está vendiendo. Así que lo mejor es que aproveches para trastear todo lo que puedas con el hosting que estés utilizando ahora mismo, leer muchos blogs relacionados con el mundo de los servidores, ver vídeos en Youtube y tratar de acostumbrarte a esto.

Esto implica, por ejemplo, que antes de convertirte en reseller te tomes tu tiempo para contratar un plan de hosting y trabajar con él, ver que sabes manejar bien Plesk y conoces bien todas las opciones a tu disposición, además de comprobar que tu proveedor trabaja de forma profesional.

2. Es recomendable tener una comunidad de seguidores

Contratar un plan de reseller hosting España desde cero y empezar de cero puede ser muy duro. Lo normal es empezar cuando ya has montado tu comunidad de seguidores y ves que hay gente que estaría interesada en contratar un plan de hosting. Por ejemplo, lo mejor que puedes hacer es montar un blog o una web que trate de una temática relacionada: cómo hacer blogs con WordPress, cómo diseñar una web Responsive, Prestashop paso a paso, etc.

Una vez que consigues atraer a un tipo de público que necesita un plan de hosting para poder seguir tus enseñanzas, entonces aprovechas para derivar a tus usuarios a las ofertas que hagas como reseller. Es mucho mejor que si empiezas con una web con 0 visitas al día, te vas a desanimar muy rápidamente.

3. Invierte en tu proyecto

Si realmente quieres diferenciarte, piensa que hay muchas otras personas haciendo algo parecido a ti. ¿Quieres ganar dinero como reseller? Tómate tu proyecto muy en serio y no simplemente como una manera de conseguir dinero extra. Estarás pagando por un plan reseller y no te resulta rentable seguir manteniéndolo a largo plazo si no te mueves activamente para conseguir resultados.

Para invertir en tu proyecto, puedes empezar haciendo una campaña en Google Adwords y luego continuar creando un blog y optimizando el SEO de tu página lo mejor posible. Por otro lado, escribir como invitado en páginas relacionadas con la tuya te ayudará a atraer visitas y conseguir más compradores.

Teniendo en cuenta estos 3 principales consejos vas a poder ser un mejor reseller que si haces lo que otras personas han hecho, pero no ha funcionado. Sin planificación es imposible que realmente tu proyecto de negocio basado en reselling empiece a funcionar. Haz bien las cosas desde el principio y ésta será sin duda una excelente opción para ti. Si crees que cumples con todas las recomendaciones, entonces es que ha llegado el momento de empezar.