Alguien dijo una vez que para conseguir muchas ventas había que conseguir mucho tráfico. Pero lo cierto es que existen muchas páginas web con una alta cantidad de tráfico que no han logrado todavía encontrar una vía de ingresos rentable y eficaz. Ya sea porque no han escogido bien la fórmula de financiación para conseguir ingresos, o porque no están recibiendo el público adecuado, lo cierto es que tener mucho tráfico, pero pocas ventas, es algo altamente frustrante.

¿Qué es lo que está pasando y por qué no conseguimos los resultados esperados? Como siempre, puede haber casi tantas respuestas como situaciones concretas, pero hay algunas explicaciones lógicas por las que la circunstancia no acaba de funcionar. La primera de ellas es que estás recibiendo el tráfico equivocado.

Tienes mucho tráfico, pero es el tráfico equivocado

Quizás estés recibiendo una gran cantidad de visitas, pero no son usuarios activos en tu web. No actúan como tú esperas de ellos. Entran en tu página y se marchan, o bien entrar, navegan, leen y se mueven, pero no compran el producto, ni se suscriben a tu newsletter.

Lo cierto es que conseguir este tipo de usuario es difícil, supone esfuerzo y recursos, pero lo peor de todo es que esos esfuerzos no se ven recompensados por el usuario, que no compra tu producto. Tener una gran cantidad de usuarios que no compran (por la razón que sea) supone que estás dedicando recursos (tu hosting) a albergar visitantes que no finalizan la compra.

Y no hay que olvidar que, también en Internet, el espacio es limitado. Tú tienes un hosting y ese hosting tiene un límite. Si se conectan muchos usuarios al mismo tiempo a tu página, es posible que en algún momento colapse y te aparezca un mensaje en el que se te indica que hay un exceso de conexiones simultáneas.

Ante esta situación te quedan dos opciones. La primera es tratar de aligerar de tráfico indeseado tu página, implementando fórmulas altamente atractivas para que esos usuarios que no compran se registren o finalicen la acción que tú deseas. Una posible manera de hacer esto es dejándole acceso gratuito a la parte premium de tu página durante 15 o 30 días, o bien ofrecerle un cheque-regalo en una fecha especial, algo por el estilo.

En lugar de estas tácticas de venta, otra opción es seguir permitiendo que estos usuarios inactivos sigan navegando por tu página sin completar ninguna acción de compra y tener paciencia. Pero para poder llevar a cabo esta táctica necesitas tener en cuenta que estos usuarios están quitando espacio a otros usuarios que quizás sí compren, haciendo que la página vaya más lenta.

Por tanto, lo deseable es que te cambies a un plan de hosting que te ofrezca más recursos, o mejor todavía, a un servidor dedicado. Los servidores dedicados no son necesariamente costosos y de hecho a veces son absolutamente necesarios cuando tu página web empieza a tener una gran cantidad de visitas. Hay servidores dedicados baratos que te pueden sacar del problema en el que estás.

No vendes, aunque tienes el público adecuado

También es posible que no recibas las ventas que estás buscando, a pesar de que el tráfico que recibes es adecuado y está dispuesto a comprar. Esto se puede deber ya a otros factores que no tienen tanto que ver con el tipo de tráfico que recibes, sino con el diseño y características de tu web, o bien con elementos relacionados directamente con tu marketing y tus tácticas de venta.

Puede que los gastos de envío sean demasiado caros, puede que el carrito de la compra no esté funcionando correctamente por algún error en el código, puede ser que haya algún error PHP, puede ser simplemente porque tu página no inspira confianza en el usuario, etc.

Pueden ser una gran cantidad de cosas y lo único que se puede hacer es permanecer atento al feedback que nos dan los usuarios (a través de las quejas que te lleguen al correo electrónico y a las redes sociales) e ir implementando modificaciones para conseguir que se produzcan ventas.

Tienes que tener claro que cuando hay mucho tráfico, y ese tráfico está compuesto en gran parte por un público potencial, eso no significa que necesariamente todos tengan que comprar. Sabemos que sólo un porcentaje pequeño de todo ese tráfico va a comprar. Pero suficiente para que tu negocio sea rentable. Y además tienes un amplio margen de clientes potenciales, que tardarás más en convencer, pero que pueden llegar a comprar.

El problema es cuando nadie o casi nadie compra, a pesar de haber muchas visitas y tener el público adecuado. Y esto muchas veces tiene que ver con razones técnicas o de venta, que tendrás que analizar a fondo para tratar de corregir lo más pronto posible.

¿Tienes demasiado tráfico en tu página, pero muy pocas ventas? ¿Cuáles son las razones por las que te pasa? ¿Qué piensas?