No es la primera vez que una compañía se comporta de una forma «presuntamente» tan rastrera. Tampoco es la primera vez que Apple se ve involucrada en una polémica de este tipo. Y es que, la compañía ha sido denunciada por plagio y por vulnerar los derechos sobre uno de los accesorios para su iPad.

 

El accesorio que ha causado la polémica es una carcasa para los iPad 2 denominada Small Covers. La carcasa consiste en un simple recubrimiento que se adhiere al dispositivo por el efecto de unos imanes, lo que permite una sujeción segura pero a la vez fácil de quitar y poner.

 

Pues bien, un hombre norteamericano (en concreto de Colorado) llamado Jerald Bovino ha reclamado la patente del accesorio de Apple. Según Bovino, él ya patentó dicha cubierta en 2005, seis años antes de que, en 2011, Apple empezara a usarla como accesorio para su iPad. El hombre cuenta como prueba fiable el alta de la propia patente con el número 6977809. La única diferencia es que él la llamó «Caja de computador portátil». Sin duda un nombre con poco gancho comercial.

 

Lo que Bovino reclama es una indemnización como compensación ante las regalías y derechos de autor que han dejado de pagarle durante todo este tiempo. Teniendo en cuenta que cada una de estas cubiertas cuesta alrededor de 30 euros, la cantidad asciende a un buen pellizco al que pocos estarían dispuestos a renunciar.

 

Lo que no entendemos es cómo este hombre no ha actuado antes, teniendo en cuenta la cantidad de dinero que se supone (si todo es cierto) que está perdiendo. De todas formas, aún tendrá que enfrentarse al ejército de abogados de la compañía de la manzana.