Un freno a la publicidad personalizada.

Esto es lo que han decidido Google y Mozilla para que sus respectivos buscadores puedan evitar que los usuarios sufran la invasión de anuncios relacionados con sus últimas búsquedas o compras en la Red. Firefox y Chrome tendrán habilitadas herramientas para que sean los internautas quienes decidan si la desean o no.

Fuente: Tele 5