Durante la celebración la semana pasada del Open World Forum en París, John Sullivan, ejecutivo de Free Software Foundation (FSF), anunció que el nuevo proyecto de GNU tiene sus objetivos en conseguir, gracias al uso de la nube, una experiencia novedosa y única en cuanto a almacenamiento de datos, gestión de contenidos y uso de elementos multimedia. El proyecto pretende abarcar diversas plataformas de software libre para ofrecer al usuario una experiencia intuitiva y novedosa.

 

Estos son los proyectos que incluirán para llevar la nube a GNU:

 

  • Tor es quizá el proyecto más conocido de todos. Consiste en una red de comunicaciones que permite que la información del usuario viaje segura y a salvo de intromisiones ilegítimas.
  • Por su parte, Commotion es una herramienta que se utiliza específicamente en dispositivos móviles y que ofrece la posibilidad de crear redes descentralizadas, evitando infiltraciones de la NSA y puntos de fallo entre conexiones.
  • Tahoe-LAFS ayuda a proteger a los servidores en caso de ataques. Gracias a esta plataforma, el sistema completo podría seguir funcionando sin ningún riesgo para la privacidad de nuestros datos.
  • Por último, MediaGoblin consiste en una plataforma de publicación de contenidos o elementos multimedia ideada para sustituir a otras como Youtube o Flickr, La ventaja es que los usuarios pueden configurar su propia plataforma y así no depender de un servicio centralizado y concreto.

 

El desembarco de GNU en la nube ha creado muchas expectativas entre los usuarios de Linux, sobre todo ahora que los hosting Linux son unos de los más demandados del mercado. Sin embargo, hay quienes no abogan por una descentralización tan marcada de los servicios. Por otro lado, numerosos simpatizantes de Linux se lamentan de que entre los  proyectos no esté incluido ownCloud, «tu propia nube» precisamente el software libre que mejor se adapta a este propósito.