Microsoft ha anunciado que está desarrollando un nuevo sistema operativo que sustituya a Windows 8, sobre todo en lo referido a su uso en tabletas y móviles. Windows 8 ha sido el primer sistema operativo de Microsoft concebido especialmente para dispositivos móviles, sin embargo, la recepción entre los usuarios de estos aparatos no ha sido la esperada. Por eso, Microsoft ya se encuentra desarrollando Windows Blue.

Según las palabras de Tami Reller, co-director de Microsoft, Windows Blue será una actualización de Windows 8 que intentar limar las imperfecciones del actual sistema operativo. De momento el nombre es desconocido («Blue» es solo una denominación provisional), como desconocidas son también las nuevas características que va a poseer. De lo que no hay duda es que Microsoft se ha dado prisa en solucionar los problemas de Windows 8 en los dispositivos móviles.

 

100 millones de Windows 8

El anuncio de Windows Blue coincide con el anuncio de Microsoft de la cifra de ventas c0nseguida por Windows 8. Según la compañía norteamericana, Windows 8 ya ha superado los 100 millones de unidades vendidas desde su salida al mercado hace 6 meses, contando tanto las unidades vendidas a particulares como a empresas y desarrolladores.

 

Las ventas de Windows 8 comenzaron a buen ritmo y llegaron a los 60 millones en escasos 2 meses. Sin embargo en los últimos meses el ritmo de ventas parece haber decaído bastante y se coloca bastante por debajo de las cifras alcanzadas en su día por Windows 7. Recordemos que Windows 7 fue el sucesor de uno de los peores productos tecnológicos de la historia, Windows Vista, por lo que fue un producto muy demandado.

 

Veremos si Microsoft soluciona su complicada posición en el mercado de los dispositivos móviles con Windows Blue.