Cuando se piensa crear un negocio basado en la oferta de un programa como servicio, normalmente se requiere de una infraestructura que permita alojar diferentes usuarios. No hablamos de sitios web específicos de los que requieren pocos recursos, sino de programas que necesitan de amplia escalabilidad, donde el objetivo es que cada vez haya más usuarios y registros. Estos programas no se descargan en el ordenador, sino que se manejan en la nube.

Llegados a este punto, tenemos que hablar de soluciones de hosting avanzadas, ya que el hosting compartido que todos conocemos evidentemente no es suficiente. Según los requisitos del programa en la nube, lo más lógico es que haga falta que se ejecuten numerosas solicitudes simultáneas y consultas en la base de datos. Si no se tienen los recursos disponibles necesarios, el programa no funcionará de manera óptima y por tanto el negocio corre riesgo de caer en picado.

Por lo tanto, si quieres crear un negocio donde ofrezcas software en la nube, hace falta encontrar una solución de hosting que se ajuste a tus expectativas y a las de tus clientes. Una posibilidad son los servidores dedicados y otra el cloud hosting.

Servidores dedicados para SaaS

Inteligencia artificial

Consiste en alquilar uno o varios servidores dedicados, que supondrán la infraestructura donde se alojarán todos los usuarios que usarán el programa. De este modo, los usuarios son los que comparten hosting entre sí, pero los servidores están dedicados íntegramente a tu negocio. Aún así, lo más recomendable es que monitorices cuánta RAM y espacio en disco necesitará cada usuario para no sobreutilizar los servidores.

La monitorización es imprescindible si vas a usar servidores dedicados. La falta de límites y control provocaría el mismo problema que en un hosting compartido, a pesar de tener mucho espacio y mucha RAM. Los problemas más habituales originados por un colapso del servidor son que el servidor se bloquee o empiece a ir lento, con lo que al final el programa no funcione correctamente.

Si vas a utilizar servidores dedicados para SaaS, utiliza una red de servidores con un número máximo asignado de clientes, o configurando también un balanceo entre servidores. No es correcto que los usuarios tengan un espacio ilimitado cuando utilizan el programa si no puedes aceptar demasiadas visitas y solicitudes a un tiempo.

El problema principal para mantener varios servidores es el presupuesto. Lo recomendable, por tanto, es buscar servidores dedicados baratos que te permitan disfrutar de recursos suficientes para darle un buen servicio a tus clientes. Además, es aconsejable que se puedan aislar los recursos de alguna forma: por ejemplo, teniendo las bases de datos y la página web en distintos servidores, o creando varios servidores virtuales aislados. Todo esto habrá que sopesarlo según las características del programa.

Cloud hosting para SaaS

Cloud hosting

Otra de las posibilidades que puede resultarte muy útil, debido a sus características, es el cloud hosting. En muchas ocasiones se usa el cloud hosting para programas en la nube gracias a su perfecta escalabilidad. Supongamos que uno de los servidores que utilices se colapsa rápidamente y ya no puedes aceptar nuevos usuarios desde ahí.

La mejor manera de solucionarlo para que el programa siempre esté operativo es a través de un cloud hosting. En este tipo de hosting, no estás limitado por los recursos. Se te asigna aquello que necesitas en cada momento. Así, por ejemplo, si experimentas un crecimiento elevado de registros debido a un concurso, descuento o cualquier otra actividad de marketing y ventas, tu hosting estará preparado para soportarlo y en ningún momento se caerá debido al alto número de solicitudes.

De este modo mantienes el programa en funcionamiento, tus clientes estarán contentos y no tendrás que dedicar un tiempo elevado a la monitorización de los servidores, test de estrés, etc.

El principal inconveniente que plantea el cloud hosting es sin duda que su precio es más elevado. No obstante, si lo compras con los servidores dedicados, en función de tus necesidades, quizás no te conviene tener que añadir nuevos servidores dedicados en momentos puntuales, si no que tu hosting se adapte a las necesidades del momento. Ahora bien, si tienes un nivel de registros y actividad más o menos estable a lo largo del año, el servidor dedicado es quizás mejor solución.

Dicho todo esto, yo lo que te recomiendo es que ante todo le ofrezcas un excelente servicio a los clientes de tu software online. De este modo, según veas el número de usuarios y los resultados que te ofrece el programa, puedes sopesar la posibilidad de cambiarte a un cloud hosting desde un servidor dedicado, si lo consideras conveniente.

Dependerá todo al fin y al cabo de los recursos que consume el programa, así como cuánto ocupen las bases de datos de los usuarios, y los requerimientos de procesador y RAM que disponga la actividad diaria de tus clientes con el software.

¿Te ha sido útil este artículo? Te invitamos a que nos dejes un comentario y a que lo compartas con otras personas interesadas en temas de hosting y programas en la nube como servicio.