El alojamiento web es tan antiguo como el propio internet. Con el paso del año años y la evolución del medio, las empresas encargadas de ofrecer este soporte también han ido evolucionando y perfeccionando sus servicios. Lo que al principio eran alojamientos compartidos lentos, toscos y con pocas opciones, hoy se han convertido en todo un crisol de opciones, desde las más básicas a las más especializadas.

 

¿Qué nos espera en materia de alojamiento web en 2014? ¿Qué podemos esperar del sector? Allá van algunos indicadores de lo que puede ser el futuro del alojamiento web.

 

Comercio electrónico

El imparable crecimiento del comercio electrónico va a marcar indudablemente el devenir de las empresas de alojamiento web a partir de 2014. Ya no se trata solo de ofrecer un servicio fiable, sino de ser capaces de ofrecer las plataformas necesarias para crear un portal de comercio electrónico y dar al cliente un servicio personalizado en este ámbito.

 

Nuevos dominios

Como ya señalamos en algún artículo anterior, las nuevas extensiones de dominios abren un nuevo panorama para las empresas y para los proveedores de hosting. Las terminaciones .madrid y .barcelona, .mail, .juegos, .hotel, .casa, .love, .porn, .ferrari y un largo etcétera ya son una realidad.

 

Servicios en nube

La nube o los servicios Cloud ya son una realidad, ya cada vez son más empresas, sobre todo las organizaciones medianas y grandes, las que apuestan por este tipo de servicio que ahorra en costos de puesta en marcha, mantenimiento y personal.

 

Caída de los servicios compartidos

La mayor conciencia de las pequeñas y medianas empresas y de los profesionales autónomos de la necesidad de tener un portal web se traduce en un mayor uso de los alojamientos web dedicados en detrimento de los servicios gratuitos y compartidos.

 

Mayor exigencia

En el lado de las empresas proveedoras de alojamiento web, la gran competencia hace que muchas tiendan a ofrecer servicios a precios demasiado reducidos. Sin embargo, los usuarios cuentan con más conocimientos de las necesidades de tener un alojamiento web fiable, por lo que serán las empresas más especializadas, solventes, fiables y profesionales las que logren salir adelante.