Cada vez se van popularizando más los servidores virtuales como una solución de hosting de calidad. No obstante, también suponen algunos riesgos que deberían conducirnos a tomar algunas medidas de seguridad. En este artículo queremos proporcionarte 7 consejos que debes tener en cuenta para mejorar la seguridad de tu VPS. Ya sea que vayas a usar un ordenador propio para desarrollar varios servidores virtuales, como si decides contratar un VPS a un proveedor de hosting, considera los siguientes tips que te propongo para proteger tu seguridad y tu privacidad.
Linux

1. Vigila los inicios de sesión

Una de las prioridades es controlar que no se produzcan inicios de sesión sin autorización en el VPS. Si quieres conseguir este objetivo, debes aplicar algunas medidas de seguridad. Para empezar, es necesario poner una contraseña difícil de averiguar por un software o una persona. Lo más recomendable para crear una contraseña difícil es seguir los consejos habituales para crear contraseñas: usar mayúsculas y minúsculas, guiones, números y no utilizar ni el nombre de la persona, ni ninguna palabra lógica.

Por otra parte, habrá que limitar los accesos de los usuarios por SSH para que sólo el usuario autorizado pueda iniciar sesión. En Linux se puede hacer de esta forma. Cuando crees los usuarios, dales o no una Shell válida. También se puede realizar creando una configuración SSH determinada para los usuarios. Ejemplo:

AllowUsers root vivek jerry # Servirá para que accedan solamente esos usuarios
DenyUsers root vivek jerry # No permitirá la entrada a estos usuarios.

De este modo, será más sencillo controlar los inicios de sesión de los usuarios al VPS. No aportes nunca los datos de acceso a personas no autorizadas o ajenas a tu proyecto.

2. Instala un cortafuegos si no lo hay

El cortafuegos es un sistema de seguridad que te dejará proteger tus servidores virtuales de intentos de conexión de forma remota desde otras computadoras. Los servicios de VPS que contrates pueden llevar un cortafuegos para protegerte de los ataques informáticos. No obstante, si tu proveedor no te da un cortafuegos incluido, tendrás que instalarlo tú en el VPS.

3. Monitoriza el servidor

Un VPS tiene una serie de recursos como la CPU, la memoria RAM, el espacio en disco, etc. Si supera los límites, es muy probable que el server ya no te funcione de manera correcta porque está sobrecargado. Por tanto, debes monitorizar el VPS mediante algún programa de monitorización que sirva para comprobar el uso que se le están dando a los recursos en cada tiempo. Esto te permitirá verificar si algún tipo de malware está consumiendo recursos sin tu permiso para poder darle solución. Los programas para monitorizar VPS tienen generalmente sistemas de alerta para conocer cuándo se están sobrepasando las capacidades del servidor, o está próximo a suceder.

4. Haz copias de seguridad

Es muy importante crear copias de seguridad de los ficheros que guardas en tu servidor. No por el hecho de haber cumplido las medidas de seguridad anteriores significa que no puedan suceder imprevistos. Los VPS también pueden incluir un sistema para generar copias de respaldo automatizadas; lo justo sería que se localizaran en un servidor distinto y no en el mismo hosting. Si en algún caso algún fichero se perdiera, borrara o resultara dañado, podrías recuperar ese archivo de manera fácil. Apuesta por la redundancia si deseas mantener en perfectas condiciones la seguridad en tu VPS y que no se consuman todos los recursos sin darte cuenta.

5. Averigua las vulnerabilidades de tu VPS

Todos los programas que utilizamos pueden tener alguna vulnerabilidad susceptible de ser conocida por algún hacker. Los hackers buscan los puntos débiles de los programas para efectuar acciones malintencionadas. En muchas ocasiones, no eres consciente de lo que pasa hasta que comienzas a ver los efectos: te han hackeado la web, hay un malware en tu hostnig que te consume toda la memoria RAM del VPS, se ha llenado el espacio en disco de archivos basura, etc.

Podemos utilizar los escáneres de seguridad para buscar las vulnerabilidades de las aplicaciones web, software, bases de datos, redes y puertos. Nunca es recomendable instalar aplicaciones de fabricantes que no conocemos o en los que no confiamos; esos programas que a nosotros nos parecen extremadamente útiles pueden tener errores en el código que sean aprovechados por gente sin escrúpulos.

6. Usa un método de transferencia de archivos más seguro

En los VPS podrás encontrar administradores de ficheros a través de los cuales subir y descargar archivos a los servidores. No obstante, ten en cuenta que algunos protocolos son menos seguros que otros. Un protocolo que no es recomendable utilizar si quieres total seguridad es el FTP. Lo más recomendable es transferir archivos a través de SFTP o con un protocolo SSH, si tu servidor te permite utilizar esta vía.

7. Actualiza los software que utilices

También te recomendamos actualizar siempre los software que utilices para tener la última versión. Es verdad que no es seguro que una versión más moderna de una aplicación para Internet tenga que ser menos vulnerable (en ocasiones, una actualización puede ser peor porque han cometido nuevos errores), pero normalmente cuando se lanza una nueva versión si han intentando mejorar las vulnerabilidades de la vieja versión. Por eso, te recomiendo que actualices los programas y estés atento a la información que leas sobre las aplicaciones en Internet.

Si sigues estos pasos, podrás proteger mejor tu VPS, si bien es cierto que no se puede lograr una seguridad al 100%. Confío en que este post te ayuda a fortalecer la seguridad de tu servidor virtual. Ahora te pido que me dejes un comentario y me des tu feedback. ¿Estás aplicando medidas de seguridad para proteger tu VPS?