Detrás de toda tienda online, siempre hay un plan de negocio. Más pequeño o más grande, más elaborado o menos, es prácticamente imposible empezar desde la nada sin hacer una pequeña planificación del proyecto.

De hecho, si no se planifica bien la tienda en línea, es probable que luego se descubran flaquezas del mercado con las que no se contaba y que pongan en peligro la permanencia del nuevo negocio: márgenes de beneficio muy escasos, pocos proveedores en España o una elevada competencia.

Claves para planificar tu e-commerce

Innovación empresarial

Encontrar nuestra primera cuota de mercado no es fácil, pero lo que es seguro es que sin un mínimo de planificación, resulta difícil crear una tienda online. Vamos a explicarte algunos aspectos que debes tener en cuenta para emprender tu negocio.

1. Elige un sistema de gestión de e-commerce

Los más populares y conocidos son sin duda Prestashop y Magento. Son software libre y te permitirán disponer de un panel de gestión muy elaborado desde donde podrás controlar todos los aspectos de tu tienda online.

Antes de elegir con cuál de ellos vas a trabajar, te recomiendo que los descargues, los instales en tu hosting y los pruebes. Esto te permitirá saber con qué aplicación te sientes más cómodo para gestionar tu tienda y cuál te ofrece mejores prestaciones.

2. Elige la plantilla y los módulos que vas a utilizar

Ten en cuenta por ejemplo que, aunque vienen algunos módulos y plugins instalados por defecto, en muchas ocasiones es necesario invertir en comprar módulos para que la tienda funcione bien y te ofrezca suficientes prestaciones.

Investiga los mejores módulos de pago en las respectivas páginas de Prestashop y Magento, de modo que puedas disponer sólo de aquellos que creas imprescindibles para empezar el negocio. Nosotros te hemos recomendado algunos módulos útiles en este post.

3. Escoge el hosting más adecuado para ti

Hay tiendas online que han nacido en un hosting compartido, y les va bien. Pero en cuanto empiezan a tener un alto volumen de tráfico diario, empiezan a presentar problemas. La explicación de esto es que muchas veces los hosting compartidos no están preparados para alojar una página web de las características de una tienda online.

Por ejemplo, en un blog, vas creciendo poco a poco, según vas publicando artículos. En una tienda online, ya de entrada, si importas una base de datos, dispones de miles de fichas de producto y miles de páginas, muchas más de las que pueda tener un blog. Eso implica que, si te posicionas bien, te será más fácil tener un alto tráfico web. Para poder atender a todas las solicitudes en la base de datos y acciones PHP, es recomendable disponer de un hosting un poco mejor: un servidor virtual o uno dedicado.

No obstante, se puede empezar con un hosting compartido para Prestashop o Magento que reúna las características más adecuadas para estos sistemas de gestión de e-commerce.

4. Reserva el dominio antes de que te lo quiten

Los dominios de mucha calidad suelen estar registrados, pero siempre se pueden encontrar algunas buenas ideas. Deberías tener claro cuál va a ser el nombre de tu marca en Internet y comprar el dominio antes de que te lo quiten. Porque según cuál sea el nombre de tu tienda, podrás ir ya preparando acciones de marketing online en esa línea.

Aspectos que debes cuidar al comprar un dominio:

  • Precio dominio web: hay dominios webs muy baratos, por ejemplo los que tienen la extensión .com.es, pero pueden generar algo de confusión entre el usuario que no recuerde bien la extensión.
  • Qué extensión vas a usar: nosotros priorizaríamos el dominio .com, ya que es el más propio de las tiendas comerciales. El .es te puede servir si te diriges especialmente a un mercado español. El .org está más orientado a actividades no lucrativas, con lo que no es nada recomendable para una tienda online.

5. Busca los proveedores adecuados

Aunque la pongamos la última, éste debería ser un punto importante. Si no tienes buenos proveedores, que sirvan los pedidos rápidamente y te den un buen precio, con un margen de beneficio interesante, probablemente no podrás hacer que tu negocio funcione bien. Así que es bueno dedicar todo el tiempo posible en esta fase hasta encontrar un proveedor o varios proveedores que cumplan con las condiciones necesarias que te hayas marcado.

¿Qué proveedores necesitas? Cuando menos, los siguientes:

  • Proveedores de productos y servicios.
  • Proveedor de hosting.
  • Proveedor logístico: transportista.
  • Servicios de mantenimiento de tienda online (opcional, si no puedes gestionarla tú mismo)

Hay otros muchos aspectos que deben considerarse antes de montar una tienda online: por ejemplo, los requisitos legales necesarios para empezar a montarla, así como un estudio exhaustivo de la competencia, un análisis DAFO, y un estudio SEO/SEM de las palabras clave para las que pretendemos posicionarnos. También, y muy importante, contar con una previsión de ingresos/gastos y un estudio de viabilidad.

Todos estos puntos deben desarrollarse en el plan de negocio. Pero una vez que esté todo planificado, es hora de empezar a trabajar.

¿Estás planificando crear una tienda online? ¿Qué otros aspectos consideras que habría que tener en cuenta?