Conseguir que el usuario disfrute de su experiencia en tu página te ayudará a mejorar tu tasa de conversiones. Puedes conseguir mucho tráfico, pero si la usabilidad de tu tienda online no es la adecuada, es muy probable que el posible cliente se marche a otra parte ya que no encuentra lo que estaba buscando, o se ha hecho un lío navegando por la página.

Son los pequeños detalles los que representan un factor de conversión muy importante que puedes optimizar desde el panel de control de tu tienda.

¿Cómo hacemos que la experiencia de los usuarios sea mejor? ¿Qué puertas de salida hay en mi tienda online que no conozco? ¿Cómo hacer una tienda en línea más sencilla de utilizar? Veamos tres puntos clave que podrías aplicar en tu website.

Facilita que el usuario encuentre el producto

Compradores potencialesPiensa que eres un cliente y has entrado en tu tienda con intención de comprar una tablet BQ. Lo lógico es que empieces a buscarla en la web y quieras tardar el menor tiempo posible en llegar a la ficha de producto. Para conseguir esto, deberías tener estas posibilidades a mano.

  • Un buscador. Si hay un buscador en una parte visible de la web, no será necesario que el usuario se ponga a buscar en todas las categorías de productos hasta que lo encuentre. Escribe el nombre del producto y allá que lo encuentra. En la plantilla de tu tienda Prestashop debería venir un buscador, pero también puedes añadirlo mediante un módulo.
  • Las categorías. Estaría muy bien que pudieras buscar el tablet que quieres de manera fácil. Por precio, por marca, por pulgadas, etc. Utiliza las categorías que más se correspondan con lo que la gente buscar en Google a la hora de elegir este tipo de producto.

Otro aspecto importante es anticiparse al mercado. Todas las tiendas lo hacen. Poner en un slider los productos más demandados, ya que de esa forma será más fácil que los localicen al entrar en tu tienda y no tendrán que navegar hasta encontrarlos.

Mejora las fichas de los productos

Vale, hemos ayudado a que los usuarios puedan localizar el producto que buscan en la tienda, haciendo cambios en la estructura y el diseño de la web: introduciendo un buscador en un lugar visible y colocando un listado de las categorías lo más fácil de utilizar posible. Ahora hará falta que la página del producto también esté bien estructurada. ¿Cómo?

  • Fotografía de buen tamaño y atractiva.
  • Todas las características del tablet deben aparecer en forma de lista, no como un texto plano en grande. Debe ser esquemático para que el usuario tenga confianza y no salga corriendo.
  • El botón de añadir al carro de la compra es el más importante de esta página. Es la llamada a la acción. Si lo escondes mucho, al usuario le costará morder el anzuelo porque no se lo pones fácil.
  • Todas las dudas deben aparecer reflejadas en esta página. Si no, te encontrarás con un ciclo de venta muy largo. Porque los usuarios te empezarán a enviar preguntas continuamente sobre las mismas cosas. Mejor soluciónalo dando todos los detalles posibles y así optimizarás tu tiempo, además de ofrecerle una landing page más convicente y efectiva.

Una opción que te recomiendo en Prestashop en cuanto al carro de la compra es utilizar un módulo que lo coloque en una especie de barra flotante. Así, aunque el usuario desplaza la barra de desplazamiento hacia abajo, el botón del carro siga presente en la pantalla. Acorta los pasos para que el usuario está totalmente convencido y empiece el proceso de compra.

Recuerda: Lo más importante en esta página es: el precio, el título, una descripción breve, las características del producto, si el producto está en stock, el tiempo de envío y la imagen del producto. Que estos puntos no tengan buena visibilidad sólo entorpecería y complicaría la compra.

Mejora la página del carrito

Carrito de la compra

Esta será una de las páginas más importantes, y además desde donde se suelen producir más abandonos cuando la tienda no funciona bien. Es necesario que aparezcan todos los datos necesarios sobre el producto que se va a comprar, de forma esquemática y visual, pero completos. Puntos que tienen que quedar claros:

  • Desglose de precios. Que debería ser lo mismo exactamente que viniese en la página de producto, con el gasto de envío. No vale tratar de engañar al usuario no colocando impuestos o recargos que pueda haber incluidos.
  • Que se pueda aumentar o reducir el número de artículos. ¿Por qué? Porque si no el usuario tendrá que volver a la ficha de producto para añadirlo por segunda vez. Hace falta ante todo simplicidad para generar confianza.
  • Tiempo de espera. Porque si no viene indicado, será más probable que el usuario empiece a hacerse preguntas y se vaya a otra página donde sí le informan de esto.
    Formas de pago. En una tienda bien estructurada y fácil de usar, puedes seleccionar fácilmente varias formas de pago. No te obligan a pagar de una sola manera. Cuantas más opciones, mejor, pero deben quedar claras y esquemáticas.
  • Formularios pequeños. A los usuarios no les gustan los formularios de registro con infinidad de datos. Tampoco tener que volver a dar esos datos cuando ya han hecho una compra allí. Hay que reducir pantallas, que se puedan crear usuarios y que los datos ya estén dados de alta para comprar más fácil. De esta manera reduciremos las posibilidades de que se pierda el posible cliente sin finalizar su compra.

Con estos consejos creemos que ya sabes mucho sobre cómo mejorar la experiencia de los usuarios que llegan a tu tienda.> Hay que hacer que sea fácil llegar al producto, que toda la información necesaria aparezca en esa página y que haya cuantas menos pantallas posibles para finalizar la compra desde que vamos al carrito.

¿Estás implementando técnicas para mejorar la experiencia de usuario en tu tienda en línea? ¿Hay muchos clientes que se van de tu tienda sin finalizar una compra?