prestasp-vs-oscommerce

A la hora de elegir un sistema prefabricado para crear una tienda online, puede surgir la duda de cuál es el mejor. Las necesidades de cada negocio online pueden ser distintas, pero vamos a ofrecer orientación al respecto.


Oscommerce
es el CMS más conocido desde hace mucho tiempo porque es el primero y siempre logró tener una gran comunidad en torno a él. Sin embargo, Prestashop ha sabido ganar terreno con el paso de los años pasando a ser uno de los preferidos por muchas de las personas que inician tiendas online.

 

Por eso, Oscommerce sigue siendo interesante por la gran cantidad de personas que hay en torno a él y por todas las contribuciones aportadas. Es fácil adaptarlo a lo que se necesita porque hay una gran cantidad de cosas gratis. Se puede personalizar a medida con contribuciones o a base de programación, por lo que puede ser la opción ideal para los que tienen buenos conocimientos de programación.

 

Sin embargo, Prestashop destaca en diseño, en facilidad de uso y en contar con una gran cantidad de recursos a disposición de los usuarios. Es fácil y atractivo tanto para los que lo gestionan como para los usuarios. Es mucho más fácil de instalar que Oscommerce y por eso suele ser el preferido de los que tienen pocos conocimientos en programación.

 

Las pequeñas y medianas empresas prefieren prestashop, e incluso algunas grandes; mientras que las grandes empresas, que además tienen profesionales a su disposición, pueden tender a Oscommerce.


¿Qué es lo realmente importante?

A la hora de elegir cuál es la plataforma seleccionada, lo importante es sobre todo que se adapte a las necesidades y requisitos de quien va a desarrollar la tienda online, así como la persona y gustos personales de quien va a gestionarla.

 

Así mismo, se deben conocer las funcionalidades a mayores que se van a requerir para conocer si existen soluciones en cada plataforma así como la facilidad o complejidad de adaptar el CMS a la medida de estas funciones a mayores. También puede tenerse en cuenta la facilidad con que la persona que va a encargarse del mantenimiento de la tienda es capaz de personalizarla, adaptarla y actualizarla en cada momento que se requiera.

 

Según nuestro punto de vista, la mejor decisión del momento es Prestashop, aunque la decisión es de cada cual después de haber analizado las ventajas y características de cada una de las opciones, e incluso hay quien prefiere recurrir a otras soluciones como Magento o Virtuemart.