La estrategia SEO debe ajustarse siempre a los objetivos de la empresa. Cuando esto no es así, es posible que se consigan resultados, pero no los resultados que queremos. Por eso es importante que, antes de empezar a realizar acciones destinadas a posicionar nuestra web, nos planteemos si estas acciones repercutirían en un mayor beneficio para nuestro negocio o, por otro lado, no vale la pena seguir insistiendo.

Para que nuestro SEO sea eficaz, tenemos que entender también los cambios que ha ido haciendo Google a lo largo de los últimos años en su algoritmo. No tiene sentido seguir utilizando prácticas que funcionaban antes de Google Penguin, o Google Panda, cuando sabemos que pueden ser objeto de una penalización.

Teniendo estos puntos claros, habrá que tener en cuenta algunos valores fundamentales para realizar una estrategia SEO que sea coherente con los objetivos de tu web. Empecemos.

1. Determina a quién te diriges

Una de las claves que hay que tener en cuenta para desarrollar una estrategia SEO que te ayude a posicionar tu web es saber a qué público te diriges. No te sirve de mucho que lleguen miles de visitas a tu página, pero atraídas por temas que estás tocando que no tienen nada que ver con tus productos y servicios. Tienes que determinar el perfil de cliente al que te diriges.

2. Prepara tu web primero

Tampoco te sirve de mucho tener claro el perfil de cliente al que te diriges y realizar acciones SEO si tu web aún no está presentable. Lo primero es que tu página tenga un buen diseño, además de aplicar todas las técnicas necesarias de WPO (Web Performance Optimization) para que funcione a la mayor velocidad posible en diferentes tipos de dispositivos.

Esto muchas veces implica acudir a un programador y diseñador profesional para que realice algunos cambios en la página que hemos desarrollado, ya sea desde cero o utilizando un CMS. Uno de los puntos clave es que estés también utilizando el hosting adecuado.

3. Escoge las keywords más adecuadas para tu proyecto

Si las palabras clave que estás utilizando en tu web hacen referencia a términos que no están vinculados con tu target, o se buscan menos que otros en los que te podrías posicionar mejor, lo mejor es hacer un análisis de las keywords que vas a utilizar. Utiliza herramientas como el planificador de palabras clave de Google Adwords para conocer el promedio de búsquedas por países para cada keyword.

Aquí hay que tener en cuenta que un factor que sigue influyendo en el posicionamiento del sitio, aunque no es lo determinante, es el uso de keywords en el dominio. Una manera muy rápida, aunque complicada en algunos sectores, de intentar posicionarse, es comprar dominio barato y empezar a crear contenido en esa página para que se convierta en la mejor de su nicho.

4. No olvides las redes sociales

Hoy día no basta con que empieces a generar contenido sin fin en un blog. Si ese contenido no se mueve, estarás desaprovechando las visitas que te llegan a través de Facebook, Twitter, Linkedin y otros sitios. Procura que tus artículos se compartan mucho en las redes sociales, empezando por las de tu negocio y las tuyas propias, así como también las de tus empleados.

Una página con muchos likes, retuits y shares no sólo estará circulando durante mucho tiempo en las redes sociales, sino que es un signo de que tendrá también más valor desde el punto de vista del social media y el SEO.

5. Determina las tácticas que vas a seguir

Una cuestión es la estrategia y otra las tácticas SEO. Tu objetivo puede ser, por ejemplo, aparecer entre las 10 primeras páginas de Google tratando de aumentar el número de backlinks de calidad. La cuestión ahora sería preguntarse cómo lo vas a hacer. ¿Cuántos links quieres conseguir al mes? ¿Con qué palabras clave? ¿Vas a crear una red de blogs propia o vas a hacer guest posting? ¿Qué tipo de enlaces necesitas conseguir ahora? ¿De qué tipo de extensiones de dominio? ¿De qué páginas web? No es una tarea fácil, pero en función de las tácticas que utilices, podrás conseguir o no tu objetivo.

6. Haz un plan de ejecución

Si no se establecen unos objetivos claros a la hora de realizar las acciones SEO, está claro que nuestros objetivos no se van a cumplir. Lo ideal es contar con un calendario de trabajo y se vaya realizando un seguimiento de los artículos publicados en blogs, información de SEO de la página que se quiere posicionar, enlaces entrantes, calidad, etc.

En muchos casos, la gran complejidad de esta tarea obliga a dividir el esfuerzo en dos partes. Por un lado, las acciones de SEO que estamos haciendo y, por otro, los informes de posicionamiento web que podamos realizar a través de alguna herramienta especializada.