Estás preocupado porque tu página web no está logrando un buen posicionamiento. Y has llegado hasta este artículo buscando algún tipo de solución. La realidad es que cada caso es diferente y no existe una fórmula mágica que nos permita mejorar el posicionamiento de cualquier sitio web. Pero sí que existen razones objetivas por las que tu página no está logrando posicionarse bien.

En este post vamos a tratar de ver algunos de esos motivos por los que tu posicionamiento no es muy bueno y qué acciones deberías implementar para tratar de corregir el problema.

1. Tu web tiene poco tiempo

Si tu página web está recién abierta, no tengas la más mínima duda. Van a pasar algunas semanas o meses hasta que se empiece a posicionar mínimamente.

En este caso, lo único que puedes hacer es seguir creando buenos contenidos, difundirlos y esperar a que Google empiece a tenerte en cuenta. No por intentar forzar las cosas vas a lograr un mejor posicionamiento. Deja que el blog siga su curso natural.

2. No has determinado bien las palabras clave

Otra de las razones por las que puede que tu página esté mal posicionada es porque no has elegido bien las keywords o palabras clave para las que vas a intentar posicionarte. Debes tener en cuenta dos aspectos:

  • El volumen de búsquedas.
  • El nivel de competencia.

Cuanto más elevado es el volumen de búsquedas, mayor es la competencia. Y cuanto más bajo, menor. Para conocer el volumen de búsquedas de determinadas palabras clave, lo puedes hacer a través de Google Keyword Planner y su planificador de palabras clave. Para averiguar el nivel de competencia hay diferentes herramientas online que puedes utilizar.

Te puedes basar por ejemplo en datos SEO como el número de backlinks, la calidad de los contenidos, la antigüedad de la web, las meta-etiquetas y otros elementos que justifiquen su posicionamiento.

Si quieres posicionarte mejor que esa página, lo que necesitas es que tu URL tenga mejores elementos de SEO. Aumenta tus backlinks, crea contenido de más calidad, consigue que tu página se comparta más y mejor en las redes sociales, etc.

3. No estás utilizando un buen nombre de dominio

El nombre de dominio no determina el posicionamiento, pero todavía tiene una gran importancia. Si tu nombre de dominio incluye algunas keywords, esto te ayudará a posicionarte más rápido, al menos al principio. Quizás estés haciendo tu blog con Blogger o WordPress y todavía no te has planteado la idea de comprar un dominio o pasarte a un hosting compartido. Puedes comprar dominio barato a través de nuestra página.

El nombre de dominio también está asociado con tu marca. Si tu nombre de dominio incluye las palabras exactas para las que te interesa posicionarte, puede resultar más fácil conseguir un buen posicionamiento. Pero no necesariamente te posicionarás el primero. Además, si da la casualidad de que las keywords exactas no suenan bonitas, lo mejor es tratar de buscar un nombre de dominio con gancho, que incluya palabras clave y sea fácil de recordar.

4. Tu web no funciona muy rápido

El hecho de que tu página web tarde mucho en cargar provoca que los usuarios se marchen de ella rápidamente. Al no tener una buena navegabilidad, eso hace que tu tasa de rebote aumente y Google empiece a detectar que algo raro está ocurriendo con tu página. Una web de la que los usuarios salen rápidamente, interpreta, no es una página que destaque por su buen contenido, ya que no da al usuario lo que desea.

Hay varias posibles razones por las que una página web no está funcionando a la velocidad que debería. Pueden ser las siguientes:

  • El diseño de la página.
  • La programación deficiente de la web.
  • El hosting que estás utilizando.
  • El exceso de visitas simultáneas.

Si has comprobado con Google PageSpeed que tu página está funcionando lentamente y se puede mejorar, puedes ponerte en manos de un buen programador web que se ocupe de aplicar las técnicas de optimización del rendimiento necesarias para aumentar la velocidad de tu página.

5. A tu web le falta contenido de calidad

Si los contenidos de tu página web son escasos, están duplicados, ofreces información poco clara y confusa, que no se corresponde con los deseos de los usuarios que llegan, ¿cómo vas a tener realmente un buen posicionamiento? Para lograr posicionarte bien, necesitas que tus contenidos gusten. Y si quieres que tus contenidos gusten, es hora de empezar a pensar en el lector y no tanto en Google.

Una buena solución puede ser contratar un redactor web para que lleve a cabo esta tarea. O también puedes intentar mejorar tus textos escribiendo contenidos más largos y elaborados, enfocados realmente en aportar valor y soluciones al que las está buscando.

¿No está consiguiendo tu web un buen posicionamiento? ¿Crees que estás cometiendo alguno de estos 5 errores que te hemos mencionado? Déjanos tus inquietudes en los comentarios.