Una de las principales preocupaciones a la hora de crear una imagen para nuestra empresa y/o nuestra página web es la elección y el diseño de logotipos. El logo es parte esencial del apartado visual y comunicativo de nuestra empresa y por ello os ofrecemos algunos consejos que debéis tener en cuenta a la hora de crearlo.

  • El logo debe estar en consonancia con el tono de la página. Debe aunar en una sola imagen el objetivo, el tono y la intención de la empresa, y debe llegar instantáneamente al público potencial al que queremos dirigirnos.
  • El logo no debe romper nunca la armonía de nuestra página web. Debe tener una tipografía y un uso del color que no rompa la unidad visual del formato donde se represente, sea vía online, en papel o por cualquier otro soporte.
  • El logo debe tener además una lógica interna y además debe de ser también atractivo cuando lo presentemos en blanco y negro o en sus diferentes variantes de clores y/o tamaños.
  • Existen diferentes tipos de logos. Algunos llevan el nombre entero de la empresa, otros solos las iniciales. Algunos representan únicamente una idea que tenga relación con la empresa, y otros son totalmente simbólicos. Decide cual representa mejor el espíritu de tu empresa.
  • Jamás copies otros logos. Además de problemas legales pueden crearte una muy mala fama.
  • Evita los colores chillones, los logos excesivamente recargados y las formas demasiado retorcidas. Dificultan enormemente la creación de un logo reconocible y visualmente equilibrado.

Evidentemente, a partir de aquí entra en juego la capacidad creativa de cada uno. Si no nos creemos capaces de hacerlo nosotros mismos y necesitamos la ayuda de profesionales, es muy importante saber transmitirles exactamente qué buscamos con nuestra empresa, cuál es el público al que nos dirigimos, y el tono que usamos para hacerlo. Esto es condición indispensable para que nuestro logotipo refleje a la perfección el espíritu y la intención de nuestra empresa.