Si tienes un sitio de e-commerce, entonces el protegerlo con un certificado SSL es algo muy importante ya que en este tipo de webs se realizan transacciones financieras y se usan datos reales de los usuarios. Pero el decidirte a usar los certificados SSL no es suficiente: debes asegurarte de implementarlos de forma correcta. Aquí te contamos cuáles son los errores más comunes al implementar un certificado SSL.

-Certificados propios: hoy en día, los navegadores web no permiten que el usuario ingrese a un sitio que está protegido por un certificado SSL que no es de confianza, así que debes evitar el uso de certificados propios y optar por los auténticos.

Mezclar HTTP y HTTPS: comprueba que todas las páginas que quieras tener aseguradas usen HTTPS en sus links, y no HTTP, ya que este último es usado por página que no están protegidas con una encriptación SSL.

Vendedores de poca confianza: si vez que una compañía vende certificados SSL a muy bajo precio, entonces desconfía, ya que si usas uno de estos lo más probable es que los usuarios no puedan acceder a tu sitio. A la gran mayoría de los navegadores web, incluídos los móviles, no les gusta cuando se usa un certificado que procede de una compañía de poca confianza, así que es mejor gastar unos pocos dólares más y estar seguro de que los usuarios podrán llegar a tu sitio. Para que te hagas una idea, un certificado SSL de confianza cuesta alrededor de $20 dólares.

Cuando se usa correctamente, un certificado SSL es una herramienta muy potente para proteger los datos de los clientes, al mismo tiempo que protege las transacciones con tarjeta de crédio y otros métodos de pago online, así que asegúrate de evitar los errores mencionados más arriba y área de clientes estará más segura.

Fuente: TheHostingNews