Todavía hoy en día muchas PYMES o autónomos siguen sin entender la importancia que tiene el marketing online para el éxito de nuestra empresa. Es innegable que tener una reputación potente y una presencia importante en internet ayuda a conseguir muchísimos clientes potenciales a los que de otra manera nos sería imposible llegar. Conseguir esa visibilidad online deseada es misión del marketing y la publicidad, pero para que funcionen es necesario tener en cuenta unas premisas básicas.

 

Define tu objetivo

¿Qué quieres conseguir?

  • Vender productos
  • Ganancias por click
  • Nuevos usuarios
  • Suscripciones
  • Afiliados

 

Plantea tu estrategia

¿Qué soportes publicitarios vas a usar? Es decir, ¿cómo pretendes llegar al cliente?

  • Banners
  • Google Adwords
  • Impresiones
  • Publicidad patrocinada
  • CPV

 

Ten en cuenta el diseño

Llenar tu página web de publicidad puede hacer que termine pareciendo una de esas webs gratuitas en las que el proveedor de hosting coloca su publicidad a su antojo. La publicidad que incluyas en tu página debe captar la atención pero sin romper la armonía visual de la página. Por ejemplo si tienes una página de videos es evidente que incluir publicidad de CPV (coste por video) es menos molesto para el usuario que un anuncio desplegable que le impida ver el video.

 

En ocasiones será los propios anunciantes los que indiquen dónde colocar el anuncio pero otras vece será decisión nuestra. En este caso debemos saber que en occidente leemos de arriba abajo y de izquierda a derecha, por lo que resulta evidente dónde colocar lo anunciones para que el visitante se fije en ellos. La zona del header, la parte superior izquierda de la página y la parte inferior de la pantalla son los puntos que más frecuenta el ojo humano.

 

Desarrollo estructurado

Es una tontería incluir publicidad en tu web, aunque sea de Google Adwords, si aún no tienes usuarios/visitantes. Lo primero debe ser siempre centrarse en conseguir una página adecuada a nuestros objetivos y necesidades.

 

La inclusión de la publicidad en nuestra web debe ser algo metódico y paulatino. Muchas visitantes pueden abandonar nuestra página si notan que de pronto hay demasiada publicidad.

 

Los banners y anuncios agresivos suelen molestar mucho a los visitantes, sobre todo los que saltan automáticamente al entrar en la página. No los incluyas salvo que tu página esté muy consolidada dentro del sector.