Las Pymes y autónomos tienen en internet la oportunidad de montar o desarrollar sus negocios de forma sencilla y económica. Sin embargo, para destacar sobre la enorme competencia existente es necesario prestar un servicio de calidad y que se diferencie de los demás.

 

El primer paso indispensable para poner en marcha nuestra empresa es escoger adecuadamente nuestro alojamiento web. De esta elección dependerá en gran medida el éxito de nuestro negocio online.

 

Consejos para Pymes y autónomos

  • Lo primero es tener claro lo que queremos con nuestra página web. Es decir, qué tipo de negocio o actividad vamos a realizar y qué tipo de alojamiento web se adapta mejor a nuestros intereses. ¿Tenemos en mente una empresa grande y ambiciosa o simplemente queremos una página funcional con la que estar presente en internet? ¿Será una tienda online o un periódico digital? En función de estas cuestiones, deberemos elegir entre diferentes tipos de hosting (compartidos, VPS, dedicados, cloud…) o diferentes tipos de plataformas (¿WordPress o Drupal? ¿PrestaShop o Joomla?).
  • En lo referente a los diferentes tipos de hosting, creemos que la mejor opción es decantarse por un hosting dedicado. Los hosting compartidos son más baratos (e incluso gratuitos) pero ofrecen un servicio muchísimo peor. Con un hosting dedicado evitaremos muchos problemas de caídas del servicio, tendremos mucha mayor capacidad y un control sobre nuestra web. Además, actualmente contratar un hosting dedicado no supone un gran desembolso de dinero, alrededor de 100 euros al año.
  • Uno de las tareas más importantes a realizar antes de elegir nuestro alojamiento web es comparar a muchas empresas del sector. No solo es necesario comparar precios, sino leer reseñas y comentarios que pongan de manifiesto que la empresa es de fiar. En este sentido, hay que tener especial cuidado con los Shills, que se empleados de compañías de alojamiento web que trabajan para estas de forma oculta, expresando en webs y foros opiniones favorables sobre dicha compañía.

 

Al final, el alojamiento web es la base de nuestra andadura en internet, como los cimientos de nuestra carrera como Pyme o autónomo en internet. Sobra remarcar la importancia de dar estos primeros pasos de forma adecuada… ya se suele decir que lo que bien empieza, bien acaba.