Los tiempos avanzan cada vez más rápido y lo que podría ser una web innovadora y rompedora, hoy puede haberse quedado anticuada. Lo mismo puede suceder con nuestra tienda online. Si no nos adaptamos a los nuevos tiempos podemos estar perdiendo una gran cantidad de clientes, como por ejemplo, al no adaptar nuestra tienda virtual a los dispositivos móviles.

 

Cada vez son más las personas que acceden a internet a través de teléfonos móviles o tablets, Internet ha dejado de ser un servicio que se consume en casa y sin moverse del ordenador para ser un producto de consumo en cualquier lugar y situación gracias a los dispositivos móviles. En relación al comercio electrónico, los dispositivos móviles han supuesto que los usuarios puedan comprar, vender o mirar artículos en cualquier sitio. Si internet nos daba la posibilidad de comprar sin salir de casa, el internet en móviles nos permite comprar desde casas  o desde cualquier otro lugar.

 

¿Por qué adaptar mi tienda virtual?

Si tenemos una tienda online en un hosting PrestaShop muy bien diseñada, pero que no tiene versión para teléfonos móviles o tablets, estaremos perdiéndonos más de la mitad de los clientes potenciales (está demostrado que casi el 55% de los usuarios de tiendas online llegan a través de dispositivos móviles).

 

Además del gran número de clientes potenciales que perdemos, olvidamos una nueva manera de comunicarse que será importante en el futuro. Adaptar nuestra tienda online nos ayuda a estar al tanto de las tendencias y de las mejores maneras de comunicarse con el usuario. Y es que las tendencias de los teléfonos móviles se están extendiendo a las páginas web «estándar», donde triunfan las páginas sencillas y ligeras, con información más clara, enlaces y textos más grandes, y una navegación mucho más sencilla. Un estilo cada vez más inspirado por las interfaces de iOS o Android.

 

Sea como fuere, una tienda online sin versión para teléfonos móviles es un producto incompleto que nos hará perder clientes, que buscarán en tiendas adaptadas de la competencia el servicio que hubieran deseado en la nuestra.