Probablemente, cuando navegues por Internet, verás una serie de localizadores de recursos, o mayormente conocidas por sus siglas, URL. Éstas, comienzan casi siempre de la misma manera, con protocolo HTTP o bien HTTPS. A continuación, explicaremos un poco de que tratan cada uno, y en que se diferencian.

¿Qué es HTTP?

El Protocolo de Transferencia de Hipertexto (HTTP) es un método para transportar información entre un cliente y un servidor web.

HTTP es el principal protocolo de transmisión de información a través de Internet. La información se intercambia entre los clientes y los servidores en forma de documentos de hipertexto, de los que HTTP recibe su nombre.

El hipertexto es un texto estructurado que utiliza enlaces lógicos, o hipervínculos, entre nodos que contienen texto. Los documentos de hipertexto pueden manipularse mediante el lenguaje de marcado de hipertexto (HTML). Mediante HTTP y HTML, los clientes pueden solicitar diferentes tipos de contenido (como texto, imágenes, vídeo y datos de aplicaciones) a los servidores web y de todas las aplicaciones que alojan su contenido.

HTTP sigue un canon de solicitud/respuesta en el que el cliente hace una petición y el servidor emite una respuesta que incluye el contenido solicitado, y también información de importancia sobre la petición. HTTP es un protocolo que se encuentra en la capa de aplicación, y depende de un protocolo de capa de red subyacente, como el Protocolo de Control de Transmisión (TCP), para funcionar.

Los recursos HTTP, como los servidores web, se identifican en Internet mediante identificaciones únicas conocidas como localizadores uniformes de recursos (URL). Pero por motivos de seguridad, se llevó a cabo un protocolo más seguro llamado HTTPS, del cual hablaremos a continuación.

¿En que consiste HTTPS?

HTTPS (Hypertext Transfer Protocol Secure) es una versión segura del protocolo HTTP que utiliza el protocolo SSL/TLS para el cifrado y la autenticación.

HTTPS utiliza por defecto el puerto 443 en lugar del puerto 80 de HTTP. Este protocolo surge en base a la necesidad de mantener una cierta privacidad e integridad con las conexiones y transferencias que se realizaban bajo el protocolo HTTP.

El protocolo HTTPS permite a los usuarios de sitios web transmitir datos sensibles, como números de tarjetas de crédito, información bancaria y credenciales de acceso, de una forma segura a través de Internet.

Por esta razón, HTTPS es especialmente importante para asegurar todo lo que hagamos en línea, como las compras, la banca y el teletrabajo, sin embargo, HTTPS se está convirtiendo rápidamente en el protocolo estándar para todos los sitios web, tanto si intercambian datos sensibles con los usuarios como si no hacen.

Diferencias entre HTTP y HTTPS

Tal y como hemos expuesto en las explicaciones sobre HTTP y HTTPS, la gran diferencia es la seguridad aportada durante la conexión cliente/servidor. Pero entraremos un poco más en detalles.

  • En HTTP, la URL comienza con "http://" mientras que en HTTPS la URL comienza con "https://".
  • HTTP utiliza el puerto número 80 para la comunicación y HTTPS utiliza el 443.
  • HTTP funciona en la capa de aplicación y HTTPS en la capa de transporte.
  • En HTTP, la encriptación no existe y la encriptación sí está presente en HTTPS.
  • HTTP no necesita ningún certificado y HTTPS, si necesita certificados SSL

En resumen, la gran diferencia que podemos encontrar, es la implementación de HTTP y SSL/TLS para conseguir unas transferencias más seguras.

Conclusiones

Es muy común que nos hagamos la pregunta de que es cada cosa y sobre las principales diferencias que tienen la una de la otra. Pero lo que más diferenciaremos será la seguridad que podemos ganar utilizando uno u otro protocolo.

Pero recuerda, ningún protocolo de transporte es cien por cien confiable, por ello, siempre habrá que tener cuidado cuando realicemos conexiones de punto a punto. Si quieres saber como añadir HTTPS y SSL a tu PrestaShop, en Hoswedaje tenemos una breve guía a la cual puedes acceder pulsando aquí.

¿Qué te ha parecido este artículo de Hoswedaje? Si quieres leer otros artículos similares, o descubrir más contenido , entra en el Blog de Hoswedaje.