La computación en la nube tiene ventajas para numerosos tipos de organizaciones, pero es fácil que quienes se plantean adoptar la nube queden atrapados en las dudas que la rodea.

Aunque entre los proveedores de nubes públicas de gran escala se encuentran algunas empresas famosas, para muchas organizaciones, una nube privada es una opción más adecuada.

¿Qué es la nube privada?

La nube privada, es una forma de computación en nube que sólo está disponible para organizaciones seleccionadas y no para el público en general y, al mismo tiempo, garantiza que esas organizaciones estén suficientemente aisladas unas de otras. Generalmente se ofrece en forma de alquiler mensual.

Una nube privada ofrece ventajas de flexibilidad, ahorro de costes, seguridad y control. Estas ventajas son especialmente valiosas para las empresas con cargas de trabajo predecibles o requisitos de personalización.

Los beneficios de la nube privada

Los principales beneficios que las organizaciones pueden obtener al ejecutar sus sistemas de TI en un entorno de nube privada son la flexibilidad, la disponibilidad garantizada de los recursos, la fuerte seguridad, el cumplimiento de la normativa y, en algunos casos, el ahorro de costes.

Mejor utilización de los recursos

Muchas de las ventajas de la computación en nube se obtienen gracias a la tecnología de virtualización que subyace en todos los tipos de nube. La mayoría de los servidores están infrautilizados. Y a su vez, la virtualización proporciona a los usuarios de la nube privada una mejor utilización de los recursos.

Esto se debe a que las cargas de trabajo pueden desplegarse en un servidor físico diferente a medida que cambian las demandas de recursos. Por otra parte, los recursos dedicados al servidor concreto también pueden ajustarse para satisfacer las demandas cambiantes de cualquier aplicación específica.

Reducción de costes

Esta flexibilidad y la mejor utilización de los recursos pueden ayudar a las organizaciones a garantizar el rendimiento de las aplicaciones. Pero también a reducir los costes sacando el máximo partido a sus servidores.

Un entorno de nube privada no sólo ahorrará dinero con respecto a un entorno tradicional en las instalaciones, sino que, para algunas organizaciones, cuesta menos que un entorno de nube pública.

Mayor seguridad y cumplimiento

La popularidad de los entornos para las organizaciones con problemas de cumplimiento se debe en parte a sus ventajas de seguridad y control.

Otra razón es que los proveedores de servicios que ofrecen nubes privadas, es que pueden ayudar a abordar elementos de cumplimiento importantes. Como el alojamiento que cumple con la HIPAA y el alojamiento que cumple con la PCI.

A algunas organizaciones no les queda más remedio que utilizar una nube privada para obtener las ventajas de la computación en la nube y, al mismo tiempo, mantener el cumplimiento de la normativa.

Más flexibilidad

Las organizaciones que migran desde un sistema local heredado a menudo encuentran más fácil desplegar sus cargas de trabajo en la nube privada. Ya que se puede personalizar para soportar cualquier aplicación.