Si has llegado hasta aquí seguramente no sepas qué es y en qué se diferencian POP3 e IMAP.

Ha llegado la hora de configurar tu cuenta de correo en un gestor, te lo sabes todo: usuario, contraseña… Pero te encuentras en el momento en el que hay que elegir entre IMAP y POP3. Respira y lee el resto del artículo, todo será más sencillo después.

Para poder elegir, lo más importante es saber cuáles son las características de cada uno, así sabrás en qué se diferencian y de esta manera podrás decidir por cual de las dos opciones decantarte.

Esta decisión es muy importante, porque puede acarrear repercusiones decisivas en lo que a la conservación y acceso a tus correos electrónicos se refiere.

En este artículo voy a darte todas las claves para que la elección dependa de tus preferencias, y no de que una moneda al aire decida.

POP3

Definición

Las siglas POP vienen del concepto Post Office Protocol, o en castellano, Protocolo de Oficina Postal.

Se trata del protocolo POP vigente, y que como su número indica se encuentra en su versión 3. La 1 y 2 ya se encuentran obsoletas, por ello a veces la referencia al mismo se hace como POP a secas.

Característica principal de POP3

Su característica principal es que los correos se descargan desde el servidor hasta el dispositivo en el que lo tengamos configurado, y pasado el tiempo que estipule el gestor, se borrarán en el servidor manteniéndose accesible en nuestro gestor.

Pros de POP3

  1. La principal ventaja es que permite que nuestros correos, una vez descargados y borrados del servidor, no computen como espacio usado en el mismo. Este hecho puede ser crucial a la hora de elegir un plan de alojamiento o que por haber sobrepasado el espacio de disco asignado, evitar verte en la obligación de contratar un plan que ofrezca más cuota de disco.
  2. Otra ventaja es que en un momento en el que no dispongamos de acceso a Internet, podremos seguir consultando nuestros correos sin limitación, ya que se encuentran descargados en su totalidad en nuestro equipo.

Contras de POP3

  1. Igual que libera espacio en el servidor, lo ocupa en el dispositivo en el que lo tengamos configurado. Esto puede suponer un uso de espacio que limite las prestaciones de nuestro equipo.
  2. Si el disco en el que se almacenan, deja de funcionar, nuestro sistema se infecta o simplemente reemplazamos el dispositivo porque ha llegado la hora de reemplazarlo, podemos llegar a perder todos nuestros correos.
  3. A la hora de compartir la cuenta entre distintos dispositivos, no supone la opción más recomendable. Son frecuentes la incidencias relacionadas con síntomas como «me llegan los correos y desaparecen» o «los correos llegan a un dispositivo y al mío no». Esto suele ocurrir porque tenemos la cuenta configurada como IMAP mientras hay otro dispositivo que lo está bajo POP3, y cuando llegan los correos al gestor configurado como POP3 se encarga de borrar los correos y dejan de estar accesibles para el resto de dispositivos.

Configuración de cuenta POP3 para gestores

Para configurar la cuenta de correo, debemos elegir qué puertos vamos a usar:

  1. Puerto 110 para conexiones no certificadas.
  2. Puerto 995 para conexiones bajo certificado seguro o SSL.

Los enumerados son puertos estándar, y por tanto los más usados, algo que no impide que en algún proveedor se decante por usar personalizados. En ese caso debe ser indicado explícitamente para que la configuración pueda llevarse a cabo.

IMAP

Definición

IMAP lo conforman las siglas correspondientes con Internet Message Access Protocol, o también en castellano, Protocolo de Acceso a Mensajes en Internet.

Característica principal de IMAP

La característica principal, a diferencia de como ocurría con POP3, es que los correos NO se descargan íntegramente en el dispositivo en el que lo tengamos configurado, y tampoco se borrarán los mensajes en el servidor, a no ser que lo indiquemos específicamente en el propio gestor de correo.

Pros de IMAP

  1. La principal ventaja es que pase lo que pase con los dispositivos en los que tengamos configuradas las cuentas, siempre tendremos disponibles los correos en nuestro servidor. De tal manera que, si uno de los dispositivos queda afectado por una avería o es infectado con malware, y ello impide que podamos acceder al gestor, los correos siempre estarán almacenados en el servidor, y si volvemos a configurar la cuenta podremos acceder a ellos sin problema.
  2. El protocolo IMAP permite el uso óptimo de configuraciones multidispositivo, es decir, podemos tener configurada una cuenta en varios equipos, pero no vamos a encontrar entre ellos diferencia de contenido, ya sea la carpeta de recibidos, enviados, borradores…
  3. Los dispositivos en los que tengamos configuradas las cuentas, no tendrán problemas de espacio, derivados de las configuración de la cuenta de correos en los mismos.
  4. Los cambios que hagamos los veremos reflejados en todos dispositivos, ya que los realizaremos directamente sobre el servidor.

Contras de IMAP

  1. La mayor de las desventajas, es que nuestros correos computarán a la hora de contabilizar el espacio que utilizamos en el servidor. Evitarlo conlleva que tengamos que llevar un mantenimiento periódico de los correos que tenemos, como borrar aquellos que ya no son necesarios o eliminar los correos de spam que nada aportan, pero que consumen recursos.
  2. Sin conexión a Internet, tendremos dificultades a la hora de acceder a contenidos como los adjuntos a los mensajes.

Configuración de cuenta POP3 para gestores

Para configurar las cuentas de email, como en la configuración POP3, debemos elegir qué puertos vamos a usar:

  1. Puerto 143 para conexiones no certificadas.
  2. Puerto 993 para conexiones bajo certificado seguro o SSL.

Los enumerados son puertos estándar, y por tanto los más usados, algo que no impide que en algún proveedor se decante por otros. En ese caso debe ser indicado explícitamente para que la configuración pueda llevarse a cabo.

POP3 vs IMAP - Diferencias entre protocolos.

Guías de configuración

Tenemos disponibles guías de configuración de libre acceso, que enumeramos a continuación:

Conclusiones

Desde mi punto de vista y basándome en mi experiencia en el departamento de soporte, recomiendo sin duda la configuración IMAP.

Mi afirmación viene motivada porque he sido testigo, en un número notable de ocasiones, de cómo clientes que eligieron configurar sus gestores usando POP3 sin valorar sus riesgos, han perdido correos importantes porque o bien sus equipos se infectaron o porque por ejemplo el disco duro de sus dispositivos se estropeó.

Si decides elegir en base a un móvil económico, aquí adquiere todo el sentido aquello de que lo barato en ocasiones sale muy caro.

Espero con este artículo haber despejado todas tus dudas, si tienes alguna otra cuestión relacionada, o quieres que en la próxima ocasión trate otros temas que resulten de tu interés, deja un comentario y estaré encantado de ayudarte.