Si las grandes empresas con enormes cantidades de recursos a su disposición tienen problemas de ciberseguridad, la pequeña empresa está aún más en peligro. Su empresa puede ser un objetivo fácil para los hackers y el malware si sus sistemas no se mantienen actualizados.

Siguiendo los pasos de este artículo, puedes protegerte a ti mismo y a tu pequeña empresa de los ciberataques más comunes.

¿Qué es la ciberseguridad empresarial?

La ciberseguridad empresarial es la práctica de proteger los datos y recursos de la empresa contra las ciberamenazas. Utiliza los métodos tradicionales de ciberseguridad para proteger los datos a nivel local y extiende esa idea a la transferencia de datos a través de redes, dispositivos y usuarios finales. La ciberseguridad empresarial no sólo se ocupa de los problemas de seguridad habituales, como los ataques de denegación de servicio (DoS), la ingeniería social y las vulnerabilidades del software, sino que también tiene en cuenta cómo se transfieren los datos entre dispositivos y redes dentro de la organización en su conjunto.

¿Por qué es importante la ciberseguridad empresarial?

Las amenazas cibernéticas y las fugas de datos pueden prevenirse y mitigarse utilizando buenas prácticas de ciberseguridad empresarial, como el desarrollo y la definición de su alcance de seguridad, el estudio de la arquitectura empresarial y la utilización de métodos tradicionales de ciberseguridad. Estas prácticas pueden ayudar a proteger a su organización de las brechas de ciberseguridad.

Ciberamenazas

A continuación, le presentamos dos de las principales ciberamenazas que debe conocer:

  • Inyección SQL: Esta técnica de inyección se dirige directamente al sitio y a la base de datos. Cuando tiene éxito, el asaltante puede introducir un fragmento de código SQL que, al ejecutarse, permite el acceso a información sensible o incluso otorga privilegios de edición de la base de datos al ciberdelincuente.
  • Ataque DDoS (Distributed-Denial-of-Service): Se trata de un ataque directo a la red. Se dirige a un servidor con la intención de dejarlo fuera de servicio para diversos fines. Los ciberatacantes también pueden utilizar este tipo de ataque para ocultar otros vectores de ataque, que son más difíciles de identificar ya que todo el mundo se centra en el ataque DDoS y en arreglar el servidor fuera de línea.
  • Fugas de datos: Una fuga de datos es una violación de la seguridad. Los datos confidenciales o sensibles son robados o copiados por personas que no están autorizadas a hacerlo. Las contraseñas débiles pueden ser a menudo la causa de esto, pero también puede ser causada por:
  • Phishing: El phishing es uno de los tipos de estafa más populares en la web. Los correos electrónicos se envían bajo la apariencia de un compañero de trabajo pidiéndole que actúe inmediatamente para evitar algún evento no deseado.
  • Cebo: El cebo utiliza su curiosidad en su contra. Los hackers dejan malware o virus en un USB o dispositivo similar en una zona muy transitada o en la sala de descanso. Esto se hace con la esperanza de que un transeúnte curioso lo coja e intente utilizarlo.
  • Scareware: El scareware consiste en enviar spam a la víctima con amenazas, intentando engañarla para que haga clic en un enlace. Una ventana emergente que dice "Su ordenador está infectado con malware, haga clic aquí para resolverlo" es un ejemplo de scareware.
  • Pretexting: El pretexting se realiza ganando la confianza de alguien que tiene acceso a información sensible. Los actores maliciosos que utilizan el pretexting se harán pasar por alguien con autoridad, como un funcionario de Hacienda, un policía o un compañero de trabajo.

Consecuencias de un ciberataque exitoso

Tanto los datos de los clientes como los datos privados de la empresa están en riesgo durante un ciberataque. Pero cuando un ciberataque tiene éxito, las empresas pierden algo más que los datos; pierden la integridad con los clientes y los posibles socios comerciales.

  • Pérdida financiera: Las empresas perderán ventas potenciales cuando los sistemas se caigan debido a un ciberataque o se vean obligadas a cerrar para contenerlo.
  • Disminución de reputación: Si sus clientes y socios no pueden acceder a sus datos o a sus sistemas, su reputación se verá afectada.
  • Pérdida de datos: Dependiendo del tipo de ataque, sus datos podrían verse comprometidos, ser robados o perder su integridad.
    Estos problemas tampoco se limitan a las grandes empresas. Afectan a empresas de todos los tamaños que tienen datos almacenados mediante tecnología.

Es imprescindible que las empresas se esfuercen por practicar una ciberseguridad empresarial adecuada y prevenir posibles fugas de datos antes de que se produzcan.

Accede a más contenido

En Hoswedaje te ofrecemos más información acerca de Ciberseguridad. Te dejamos estos artículos y si necesitas ayuda contacta con nosotros.

➡  Si estas interesado en saber consejos de ciberseguridad para el teletrabajo pincha aquí.

➡  Si estas interesado en saber cómo Protegerte de los secuestros de dominios pincha aquí.