La lucha está servida. Google y Facebook, dos de las multinacionales más potentes del mundo y dos de las principales empresas de comunicación del planeta, han puesto sus miras en Waze, una empresa israelí encargada de proporcionar mapas de tráfico en tiempo real. La polémica está servida, ya que ambas compañías consideran a Waze esencial para su futuro a medio plazo.

 

La intención de Google de hacerse con Waze se enmarca dentro de la nueva línea de actuación que ha presentado el gigante de internet, y que comprende distintas áreas: música (Google Music), móviles (Galaxy S4), redes sociales (Google +),  juegos (Nvidia) o realidad aumentada. El punto de mira en este caso se encuentra en ir un punto más allá que Foursquare.

 

Por su parte Facebook intenta hacer frente a la pérdida de valor de 32.000 millones desde que entro en Bolsa en mayo de 2012. Los rumores apuntan a que oferta de la red social más importante por hacerse con la compañía israelí ronda los 1.000 millones de dólares. Según parece, Facebook ya ha firmado un precontrato con Waze y en breve realizarán una auditoría ara ver el estado económico y financiero de la empresa.

 

Waze se hizo especialmente famosa cuando Apple instaló su aplicación renunciando al errático Google Maps. Actualmente cuenta ya con 45 millones de usuarios en todo el mundo.

 

Se podría decir que el interés de Facebook y Google por Waze tampoco es que sea una gran sorpresa. La gran ventaja de Waze es que ofrece mapas del tráfico en tiempo real, pero toda la información de la página es compartida por los usuarios a través de sus dispositivos móviles, es decir, añade un componente de red social que la hace una fortísima competidora para Foursquare.

 

Seguiremos informando.